En Oberá festejan a San Antonio, el patrono de la ciudad

El vicegobernador Passalacqua asistió a la Santa Misa esta mañana.

El vicegobernador Passalacqua asistió a la Santa Misa esta mañana.

Hoy 13 de junio es el día del Santo Patrono de la Diócesis de Oberá, durante toda la jornada se están desarrollando actividades. Comenzaron desde temprano con la Santa Misa presidida por el obispo Damián Santiago Bittar, quien en su homilía pidió reflexionar por la educación de los niños y trabajar mucho con los jóvenes que están en las drogas. El acompañamiento fue multitudinario por parte de la comunidad. En la misa estuvo el Vicegobernador Hugo Passalacqua, acompañado por su madre, Teresa Morchio de Passalacqua, el intendente de la ciudad, Ewaldo Rindfleisch y otras autoridades.

 

 

 

 San Antonio de Padua es el Santo Patrono de la capital del Monte, que todos los años lo festeja y recuerda.

El Obispo Bittar, en el marco de las celebraciones expresó, “sin dudas Dios nos bendice con un día espléndido, que un 13 de junio tengamos este sol radiante ayuda para que esta fiesta religiosa que tiene la comunidad católica comience a vivirlo de la mejor manera. San Antonio de Padua es un santo muy querido y nuestro Patrono que cuida y guía todos los días”.

Monseñor Bittar, no deja de lado su alegría y declara que las fiestas religiosas desde que el Papa es argentino, se vive de manera diferente, “la elección de Bergoglio como Papa es una bendición para la Iglesia y en particular para nuestra Argentina, inclusive hasta para los no creyentes que han experimentado en algunos casos un llamado a la fe y en otros casos un llamado a ser mejores, y en el caso de la comunidad Católica un llamado a la conversión, coherencia de vida”.

En su homilía, el Obispo de la Diócesis de Oberá se refirió a la educación de los niños y la relación que algunos tienen con las drogas, “el documento de los Obispos de fin del año pasado entre otros temas, subrayó estos dos temas, que yo como Obispo de Oberá quise en esta ocasión particular recordar y subrayar la problemática compleja  de casi un millón de jóvenes en nuestra Patria que lamentablemente no estudian ni trabajan, entonces están en la calle que los lleva a las drogas, alcoholismo, la violencia y en muchos casos a la cárcel o la muerte. Esto es una hipoteca social que como Nación tenemos, sin dudas estamos haciendo mucho y queda por hacer”.

En este sentido expresó que como comunidad, “no debemos agudizar los conflictos, tenemos que crear más puentes que muros. Porque si creamos más diálogo hay muchas soluciones que se pueden hacer realidad y no ser solamente sueños”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE