Alexa

Nuevo ingenio permitirá multiplicar los ingresos de la cuenca cañera

Comenzó ayer la zafra cañera 2013 con la puesta en funcionamiento de la remozada planta fabril de san javier  La fábriza triplicó su capacidad de procesamiento y mejoró el aprovechamiento de la materia prima. El desafio ahora es duplicar la superficie implantada y elevar los rindes. Todas las fotos

La inauguración de las obras de reparación y modernización del ingenio azucarero de San Javier dio pie ayer al inicio de la presente zafra cañera, en la que se esperan recibir unas 60 mil toneladas, provenientes de chacras de 10 municipios misioneros.

La nueva maquinaria triplica la capacidad de procesamiento, aprovecha de modo más eficiente la materia prima y podrá operar durante más días al año. Además tiene la capacidad de generar su propia energía a partir de los residuos de la misma planta. El desafío ahora es duplicar la cantidad de hectáreas implantadas y elevar los rindes. En 2011 el ingenio produjo 2.880 toneladas de azúcar por los que se facturaron 8 millones de pesos. Estiman que con la estructura actual, la facturación a valores constantes, se podría elevar a 60 millones por año.

La ceremonia de inauguración estuvo encabezada por el gobernador Maurice Closs,  quien estuvo acompañado del presidente del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), Ricardo Maciel y otros funcionarios. Closs explicó que la remodelación del ingenio se enmarca en la segunda etapa del proyecto provincial de producción de alimentos, centrado en potenciar la industrialización. “Los especialistas consultados coincidieron en que la estructura del ingenio es buena.  Iniciamos con un proyecto de inversión de 8 millones, pero fuimos avanzando y terminamos en 20 millones, 15 de los cuales fueron destinados a la parte de metalmecánica”, dijo.

Indicó que la maquinaria instalada triplica la capacidad productiva respecto a la que estaba instalada y advirtió que el desafío ahora esta en el campo. “Si no tenemos la caña para alimentar esta industria, estamos invirtiendo en vano. Se tiene que seguir desarrollando la parte agrícola, ahora estamos bordeando las 2.000 hectáreas. El Gobierno se compromete a poner los recursos para sumar 500 hectáreas el año próximo y otras 500 en 2015, con las semillas de la Biofábrica llevadas a campo por el IFAI. Vamos a poner los recursos que van a ser seguramente siete u ocho millones de pesos para llegar a las 3.000 hectáreas, pero no todo tiene que hacerlo el gobierno, el privado también tiene que invertir para poder llegar a las 4.000 hectáreas en 2015”.

Además de extender la superficie implantada, Closs consideró que otro desafío es incrementar los rindes. “No tenemos que seguir con hectáreas que produzcan 20 o 30 toneladas cuando en la zona hay ejemplos de plantaciones que superan las 60 toneladas. No va a subsistir la cuenca si seguimos con los viejos métodos, hay que cumplir con las prácticas culturales, hacer enriquecimiento del suelo e incorporar genética para llegar a un promedio de 60 toneladas por hectárea”, explicó.

“El productor nos dio la fuerza”

El titular del IFAI recordó que en la modernización de la fábrica trabajaron empleados del ingenio y el IFAI, empresas misioneras y productores. Reconoció que cuando comenzó el desarme de los equipos la pregunta recurrente era: “¿en qué nos metimos?”. Sin embargo, apuntó, “el entusiasmo no bajó y los productores nos decían en la chacra ‘la cosa va andar’. Entonces nos movilizamos para encontrar las soluciones”. Este proceso estuvo acompañado de una planificación en campo, para ampliar la superficie de hectáreas cultivadas con caña de azúcar. Porque “sin materia prima no hay ingenio que funcione”, subrayó Maciel. Además, agregó que “a partir de ahora el control de tareas de los sectores de caldera y trapiche es mecanizado, ese trabajo de tecnificar los paneles lo hizo una empresa obereña”. Para finalizar, Maciel expresó que “el azúcar Alto Uruguay será la mejor azúcar del país”.

Principales modificaciones 

Para la remodelación del ingenio, el Estado provincial invirtió cerca de 20 millones de pesos. El año pasado, se firmó un contrato con la empresa tucumana Metalar S.A. y se trabajó en la remodelación del tándem de molinos para aumentar la capacidad de molienda de caña de 450 a 900 toneladas por día; incrementar el porcentaje de la extracción de azúcar en 10 puntos; disponer de bagazo más uniforme, de bajo contenido de humedad; aumentar el poder calorífico por tonelada y disminuir el tiempo de paradas del trapiche por roturas y/o mantenimiento.

Paralelamente, se instaló una nueva chimenea con un sistema de tratamiento de hollín a base de agua que dejará fuera de servicio la antigua chimenea. Con la participación de los trabajadores, se rediseñó todo el sistema de distribución y utilización del agua en la planta, el tratamiento de efluentes respetando las normas de cuidado del medio ambiente.

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas