Ordenan confiscar una escuela de Candelaria construida con plata del narcotráfico

Lo resolvió un tribunal de Corrientes, en una sentencia en la que condenó a siete personas por lavado de dinero. Una de las condenadas es la directora del colegio, que queda en Candelaria. La escuela pasaría ahora a manos de la Provincia. Allí van 405 alumnos. La justicia federal de Corrientes condenó a siete personas acusadas de participar activamente en una red de lavado de dinero del narcotráfico y ordenó el decomiso de bienes: entre ellos, la escuela privada que está en pleno funcionamiento en Candelaria.

La sentencia –cuyos fundamentos se conocerán recién dentro de tres semanas– recayó sobre Pedro Norberto Sánchez, Eber Sergio Gabriel Sisi (ex policía), José Luis Galliarini y Jorge Antonio Villalba, quienes recibieron una condena a siete años de prisión por encubrimiento de lavado de activos de origen ilegal.

En tanto, tres mujeres –Roxana Estela Rodríguez, Beatriz Sánchez y Eubria Galeano– fueron condenadas a seis años de prisión por el mismo delito.

Galeano es quien figura como representante legal y directora del colegio Crisol Universal , que cuenta con una matrícula de más de 400 estudiantes. Esa es la escuela que la Justicia ordenó confiscar. Cuando se efectivice la medida, el establecimiento pasaría a manos del Ministerio de Educación de Misiones.

Galeano es la ex pareja de Pedro Sánchez, quien actualmente se encuentra detenido en Posadas, a disposición de la justicia federal por tráfico de drogas. Ambos misioneros. La actual pareja de Sánchez es Roxana Estela Rodríguez. La otra condenada, Beatriz Sánchez, es su hermana.

La sentencia incluye el pago de una multa cuyo valor es tres veces el monto de la operación de lavado de dinero, una cifra que la justicia establecerá el mes que viene. Entre los bienes confiscados, además de la escuela, hay una whiskería.

Las investigaciones que terminaron con el desbaratamiento de la red incluyeron allanamientos y detenciones no sólo en Misiones sino también en la ciudad correntina de Paso de los Libres, fronteriza con Brasil.

El colegio ahora confiscado, al momento de comenzar la investigación, estaba registrado a nombre de Eubria Galeano, detenida el 13 de mayo de 2008. A esta mujer se le secuestraron dos autos, un cuatriciclo, 40.000 pesos, casi 7.000 dólares, tres tarjetas de crédito y gran cantidad de joyas de oro.

La investigación arrancó gracias a una carta anónima que llegó al Juzgado Federal de Paso de los Libres en el año 2005. Un hombre oriundo de esa localidad era el señalado como responsable de invertir dinero del narcotráfico y otras actividades ilícitas en propiedades de diferentes rubros.

La Fiscalía Federal de Paso de los Libres logró identificar a todos los integrantes de la organización, pero la investigación estuvo a punto de naufragar cuando los líderes de la banda fueron alertados de que estaban en la mira de la Justicia, lo que los llevó a cambiar no sólo sus formas de manejarse sino también hasta tratar de legalizar sus acciones.

Pese a eso siguieron con la inversión de fuertes sumas de dinero en autos y propiedades, tanto en Corrientes como en Misiones. Entre ellas –según lo determinó la Justicia–, el colegio Crisol Universal , que comenzó a construirse en 2007 y fue finalizado en tiempo récord. 

A principios de 2008 abrió sus puertas con una matrícula inicial de casi 200 estudiantes. Para ese entonces, el colegio no recibía ningún subsidio estatal y sólo se costeaba con la cuota de 99 pesos que abonaban los padres, una suma irrisoria teniendo en cuenta que, como parte de su currícula, ofrecía talleres de informática e idioma portugués.

Actualmente Crisol Universal cuenta con 405 estudiantes, de los cuales 88 cursan Jardín de Infantes, 215 el nivel primario y 102 el secundario.

Pese a la condena en su contra, la directora Galeano anticipó que apelará la medida de confiscación del establecimiento alegando que la sentencia por lavado de dinero aún no está firme.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE