Cristian Lamiaux: «La devaluación es una medida de coyuntura extrema»

Entrevista al gerente de Apicofom Cristian Lamiaux, sobre la misión comercial a Dubai y su visión sobre el valor del dólar.

El empresario Cristian Lamiaux, presidente de la APICOFOM fue uno de los empresarios que participó de la misión comercial en Dubai encabezada por el gobernador Maurice Closs. A su regreso, lleno de expectativas por la posible apertura de nuevos mercados para exportar madera, aseguró que hacen falta medidas “finas” para proteger al sector y advirtió que la devaluación “es una medida coyuntural extrema” que no soluciona los problemas.

 

“Nos ha ido muy bien en Dubai. Ha sido una experiencia interesante, positiva para el sector sobre todo en la búsqueda de nuevos nichos, con cuestiones que tienen que ver con  las posibilidades inmediatas relacionadas a la realidad argentina, pero con la gran virtud de que Dubai es un centro, una plataforma de distribución de productos primarios importante, y por tanto podrá ser en algún momento un muy buen destino”, indicó entrevistado por Debate sobre el Futuro.

 

 

¿Que productos pueden llegar a venderse?

 

Lo que hemos visto como demanda actual, es la madera en bruto, o sea rollos aserrables, tablas simplemente aserradas, el terciado y los tableros de MDF y de partículas, eso es un mercado que existe y demandante. Las posibilidades que llevamos nosotros son cuestiones de valor agregado que tenían que ver con lo que hacen al mercado americano, y en eso no han demostrado un interés importante. Salvo una empresa que fijo alguna posibilidad con respecto a las aberturas. Y la otra es que estuvimos visitando una firma muy grande que se llama Emmar que es la empresa que hizo la torre mas grande del mundo, y que actúa en toda la zona de oriente, y oriente medio, y África haciendo emprendimientos. Ellos, mirando el folleto fijaron su atención en las viviendas. Creemos que el interés fue genuino y que ellos creen que en algunos de esos lugares podrían ubicarlas y también como viviendas transitorias en sus obras, que son muchísimas.  El relacionamiento está, va a haber una misión inversa, posiblemente en algún momento vendrán esas empresas.

 

En materia de precios como estamos para competir…

 

Estamos fuera de precios, en la materia para palet, ellos estarían hablando de la posibilidad de comprar aquí alrededor de los 200 dólares el metro cúbico FOB en un sistema de negocios interesante porque es la réplica del sistema americano: contra el documento de embarque ellos envían la plata. Pero con ese valor nosotros no estamos llegando en este momento al puerto. Estamos con charlas con el Gobierno para obtener algún tipo de ayuda que nos permita bajar los costos de la logística. Fundamentalmente en la logística hemos sufrido un aumento muy alto en dólares, es decir hoy la logística que antes nos costaba entre 23 y 27 dólares hoy esta entre 70 y 90 dólares, es decir se llevan toda la utilidad que se podía tener antes, y a eso hay que sumarle que tenemos un dólar oficial y otro de mercado, y una economía de inflación que ha generado diferencias que son difíciles de balancear.

 

 

 

¿Qué sería una logística mejor?

 

Ese tema es bastante complicado, porque no siempre es una la mejor. Con el camión en el caso nacional tiene una particularidad que es difícil de reemplazar que es ir de puerta a puerta. En el caso de lo que son los volúmenes importantes ahí ya comienzan algunas ofertas a traer ventajas, ahí será el tren, o lo ideal el puerto con barcazas que lleven el producto hasta el barco que después va a ultramar. Esa etapa está todo por desarrollarse porque lamentablemente en Argentina lo fluvial y ferroviario no anda, creemos que el gobierno nacional está preocupado por desarrollarlas eso va a mejorar un poco la cuestión logística, y mientras no este la mejora podrán haber algún tipo de subsidios como existen en otras actividades. En cuanto a las retenciones nosotros teníamos algunas propuestas como por ejemplo que la retención se haga después de cobrar, hoy se hace antes. Igual después va a venir un subsidio porque hay una entrada por exportar, pero eso tarda mucho tiempo, y debería estar más automatizado. Después hay una recuperación de IVA porque cuando se vende al exterior no se vende con IVA y al no haberlo esto queda como una carga dentro de la actividad como un costo, y cuando los volúmenes son grandes, las perdidas son importantes y tarda mucho en ser reintegrado.

 

 

 

¿Hace cuanto que no se hacía una misión comercial?

A nivel provincial pasó bastante tiempo. Este conocimiento de lo fuera que estamos le da cierto escepticismo al sector empresarial, sobre las expectativas que genera este tipo de movimiento. A tal punto que se escucharon críticas con respecto a la misión, que son injustas porque las actividades estas son muy positivas, muy interesantes. Dentro de la gente que actuó con el Gobierno se planteó la posibilidad de hacer una misión más antes de fin de año y otras en el próximo. Se está discutiendo donde ir y puede ser Panamá, que se ha convertido en algo parecido a Dubai, pero para el golfo (de México) y Centroamérica.

El año pasado hubo una caída importante de exportaciones de la madera, ¿a que se debe?

Es lo que veníamos hablando, las exportaciones se vinieron cayendo desde el 2007 con algún repunte en el 2010-2011, y una caída muy acentuada en estos meses del 2013. La inflación sigue creciendo, los costos internos han aumentado, -tenemos un aumento salarial a partir de abril-, eso hizo que los costos argentinos se revean. Alto Paraná
redujo sus exportaciones, pero mantiene un 50 por ciento de exportaciones.
Una cosa muy rara que no había pasado hasta el momento, es que la balanza comercial del sector por primera vez en muchos años da negativa. Cayó la exportación de tableros, la de celulosa en valores y volúmenes, y todo lo que es aserrado y valor agregado.

¿Es necesaria una devaluación?

Creemos que la devaluación es una medida de coyuntura extrema. Si es el momento o no, no lo sabemos, pero yo diría que hoy sería una solución. De hecho se está haciendo algún tipo de devaluación encubierta para algunas cosas, pero creemos que hay medidas intermedias. Hay que trabajar mucho para eliminar algunos costos, sin devaluar, como son el financiamiento a través de impuestos que cargan a la exportación. Si uno no carga con estos impuestos y si se pueden recuperar, todas esas herramientas hacen que en definitiva la cantidad de dólares que lleguen reemplacen alguna devaluación importante.

Hay que buscar mas negociaciones más finas…

Posiblemente tengan que hacer una devaluación y ya estemos en un momento para hacer algún tipo de ajuste, pero sin dejar de  lado todas estas otras cosas, que podrían hacer que volvamos a un punto cero rápidamente. Creo que hay que aggiornar el dólar, de hecho ya hay dos o tres dólares distintos y tenemos que ver cual se ajusta más a la realidad y que le de rentabilidad de nuevo a las exportaciones. Es una crisis que se da en todas las economías regionales del país.

 

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE