Shechtman y su descubrimiento sobre los “cuasicristales”

El científico israelí Daniel Shechtman fue el elegido para recibir el premio Nobel de Química 2011 por su descubrimiento de los “cuasicristales”.

Una gran lucha contra el paradigma establecido tuvo que ser brindada por Daniel Shechtman ya que su teoría iba en contra de los cánones científicos del momento.

Descubrimiento de los “cuasicristales”

 

Los “cuasicristales” también llamados “sólidos cuasiperiódicos” son estructuras atómicas construidas como mosaicos similares a los arábigos, pero que a diferencia de estos nunca se repiten.

 

Con esto queremos decir que no repiten los patrones de crecimiento de los cristales “normales” los cuales se muestran en formas simétricas.

 

La guerra contra lo establecido

 

Daniel Shechtman nació en Tel Aviv en 1941 y hasta su llegada al mundo de la química los científicos consideraban imposible la construcción propuesta para los “cuasicristales”.

 

Esto obligó al nuevo premio Nobel a combatir una dura guerra por demostrar su teoría la cual logró ganar al paso de varios años de investigación y esfuerzo. Siempre con su mejor arma el microscopio eléctrico.

 

Uso de los cuasicristales

 

El descubrimiento de Daniel Shechtman ha abierto las puertas de un nuevo mundo, muchos tipos de cristales pueden ser construidos con varias utilidades.

 

Los cuasicristales son malos conductores de electricidad pero son un material muy resistente y poco deformable. Por estas condiciones los mismos pueden ser utilizados para recubrir protectores antiadherentes.

 

 

La utilización de este material ya está empezando a colocarse en productos normales y se ha hablado desde construcción de motores diésel hasta sartenes.

 

Fuente: www.ojocientifico.com



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE