Destacan el potencial del pacú en los mercados del mundo

Empresarios coincidieron que la piscicultura es una de las actividades regionales con mayores posibilidades de crecimiento, tanto en el mercado interno como en el exterior. 

Empresas dedicadas a la acuicultura organizaron ayer una jornada cuyo objetivo fue demostrar el potencial de los pescados de río como propuesta culinaria. Cocineros especializados mostraron varias formas de preparar y presentar platos elaborados con pacú y surubí. Compañías destacaron la fuerte demanda que tiene el producto y la oportunidad que representa para la economía de la región. Participaron Rosamonte, firma innovadora en la producción de pacú, Gerula SA y el grupo chaqueño PLP.

Uno de los organizadores de la jornada fue Néstor Gromenida, ingeniero agrónomo, piscicultor, chef y asesor técnico del grupo PLP. Consideró que el destino de la acuicultura será convertirse en el principal proveedor de proteína de calidad proveniente de pescado, dado que casi todos los ambientes de pesca extractiva están sobreexplotados. Destacó que para aprovechar esa oportunidad, la región deberá encontrar la manera de posicionar en el mundo a las variedades de peces de la zona, tarea que no será sencilla dado que todavía no son bien conocidas en los principales mercados.

“Tenemos que desarrollar una estrategia para ver como posicionamos nuestros productos, debemos conocer mejor los atributos de nuestras especies para ofrecerlas al mundo”, dijo.

Reconoció que en Misiones, a partir del trabajo de empresas como Rosamonte, se logró un importante avance en la promoción del pacú, que logró abrir un nicho importante para esta especie, especialmente en el mercado interno. Explicó que los problemas del mercado interno para los peces de río siempre estuvieron relacionados a la intermitencia de la oferta, lo que comenzó a superarse a partir del ingreso de grandes empresas a la acuicultura que consiguieron estabilizar la oferta. Aseguró sin embargo que todavía hay demanda insatisfecha, lo que da terreno para seguir creciendo.

Opinó que los empresarios gastronómicos “deben nuestros principales aliados para ubicar al producto de los acuicultores en un mercado gastronómico, a través de ellos vamos a llegar a los supermercados y pescaderías. Se conoce el pacú pero no se sabe todo lo que se puede hacer con él”, expresó.

Indicó que además de sus propiedades nutricionales y de sabor, una de las particularidades que hacen al pacú una especie atractiva para la producción es su resistencia. “Una pesca marina del sur argentino, si no se congela, no aguanta más de un día sin perder su frescura. El pacú en cambio se mantiene fresco durante 10 días si se lo mantiene refrigerado, porque es un pez de aguas cálidas. Eso hace factible vender pacú fresco en casi todo el mundo”, indicó.

Experiencia innovadora

Gromenida explicó que la empresa Pacú Teko, del grupo PLP, lleva adelante un proyecto novedoso: la producción consorciada de pacú y arroz en un mismo terreno. “Usamos el mismo campo, parte del tiempo con arroz y otra parte con pacú. Es una producción sustentable de bajo impacto ambiental. Usamos alimento producido con cereales y oleaginosas”.

Indicó que la disponibilidad para la producción de pacú de amplias superficies que ya están orientadas al cultivo de arroz, permite a la empresa practicar sistemas de baja intensidad, en los cuales los peces tienen espacio físico para desarrollarse naturalmente, sin la ayuda de hormonas promotoras de crecimiento ni demandan el uso de antibióticos para el combate de enfermedades.

“Nuestra propuesta incluye sumar al producto elaborado el mayor grado de industrialización posible. Salir al mercado con peces limpios, fileteados o trozados listos para cocinar platos que requieren ese tipo de presentación”, 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE