Era misionero uno de los obreros muertos en la Panamericana

El misionero murió en el acto al igual que sus dos compañeros.

El misionero murió en el acto al igual que sus dos compañeros.

Esteban Bart, padre de dos hijos de 1 y 7 años, era eldoradense.  Fue uno de los tres obreros que estaban dentro del auto estacionado en la autopista Panamericana (Buenos Aires), que fue aplastado por una camioneta 4×4 fuera de control y conducido por el hijo ex modelo Bárbara Durand. Tras el choque, se comprobó que el joven manejaba con 1,14 gramos de alcohol en sangre, más del doble de lo permitido. Ahora quedó imputado por homicidio culposo.

 

 

Esteban Bart residía en Buenos Aires junto a su familia compuesta por su mujer Miguela, y los hijos de ambos de 1 y 7 años. Los restos del infortunado trabajador fueron velados en el Eldorado el pasado sábado.

 

Trágico final del misionero

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que el hecho ocurrió a las 6 del viernes pasado, en el cruce de la autopista y la ruta 197, a la altura de El Talar.

El imputado, identificado por las fuentes policiales como Gianmarco Dolce, de 19 años, conducía a alta velocidad una camioneta Ford Ranger y, en una aparente maniobra imprudente, se cruzó tres carriles de la vía más rápida a la más lenta, perdió el control, se fue a la banquina y chocó contra el guardarrail.

La 4×4 se montó al guardarrail, ganó altura y cayó de atrás hacia adelante sobre un VW Gol que estaba detenido en la banquina, agregaron los voceros.

Dentro de ese auto había tres obreros que se habían detenido a la espera de un cuarto con el que debían ir a una obra.

Los tres trabajadores que estaban en el Gol murieron aplastados por la pesada caída de la Ford Ranger sobre el vehículo.

Las víctimas fueron identificadas por la policía como Esteban Bart, Walter Flores y Fernando Bustamante, quien era el dueño del auto y quien estaba al volante.

En el accidente, el hijo de Durand sufrió un corte en el rostro, fue demorado por la policía y trasladado por orden de la Justicia a un hospital de la zona.

Las fuentes detallaron que al hacerle a Dolce el control de alcoholemia con el sistema de la pipeta, el dispositivo determinó que tenía 1,14 gramos de alcohol en sangre, más del doble del dosaje máximo permitido, que es de 0,5.

La causa quedó a cargo del fiscal Diego Molina Pico, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de El Talar.

Fuentes judiciales informaron a Télam que al conocer el nivel de alcohol en sangre de la víctima, el fiscal Molina Pico solicitó el mismo viernes la conversión de la aprehensión en detención, lo que fue convalidado por el juez de Garantías de San Isidro, Rafael Sal Lari. Sin embargo, al día siguiente, y luego de negarse a declarar al ser indagado por Molina Pico, Dolce fue excarcelado por decisión del juez Sal Lari. El hijo de la ex modelo fue imputado por “homicidio culposo agravado”, delito con penas de 2 a 5 años de prisión..

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE