El FBI y la Justicia misionera investigan red porno infantil

Investigadores trabajaron más de cinco horas con los archivos del estudiante.

Investigadores trabajaron más de cinco horas con los archivos del estudiante.

En Posadas detuvieron a un estudiante de 24 años. En su casa hallaron contenidos aberrantes, incluso imágenes de bebés siendo sometidos sexualmente por adultos.

El FBI y el juzgado de Instrucción Nº 1 de Posadas están detrás de un caso aberrante y escalofriante. La investigación tiene como referencia a un estudiante de magisterio de 24 años, detenido y acusado de distribuir material pornográfico infantil incluyendo bebés sometidos sexualmente. El joven formaría parte de una red pedófila virtual que parte de Alemania y se expande a países como Argentina y Estados Unidos.En Posadas, el juzgado de Instrucción Nº 1 y la división de Delitos Informáticos de la Policía le dan continuidad a una investigación iniciada por la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el Departamento de Estado de EEUU.Una firma norteamericana detectó que un usuario del servicio de almacenamiento virtual SkyDrive publicaba imágenes pornográficas con menores de edad, permitiendo el acceso a todo el público. Tras la denuncia de la compañía, el FBI detectó que el código de identificación (IP) desde el que se habían subido las imágenes estaba alojado en la Argentina. Tras un rastrillaje informático, se descubrió que las imágenes era subidas desde una computadora ubicada en un domicilio situado en Posadas, en las inmediaciones de López y Planes y Jauretche.

Pedofilia

Investigadores llegaron hasta el domicilio de Raúl V. (24), un estudiante de magisterio. En el lugar, el joven tenía una computadora y en ella encontraron imágenes aberrantes: pornografía de niños que van desde el año de vida a menores de 12 y 13 años. Hiere toda sensibilidad el contenido de los distintos sometimientos a las víctimas.Se cree que el estudiante distribuía los contenidos y a su vez interactuaba con otro usuario sospechoso, a través de una cuenta de Hotmail.Miembros del juzgado de Instrucción Nº 1 y personal especializado en delitos virtuales trabajaron durante más de cinco horas en el inmueble, ante la mirada de vecinos sorprendidos.

Secuestros

La Policía secuestró una notebook, similar al del programa Conectar Igualdad, además de por lo menos dos CPU.

La pena

De acuerdo al Código Penal Argentino, quien distribuye pornografía infantil, puede ser condenado a 4 años de prisión, en el peor escenario para el detenido.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE