Franco reconoce que Rio Tinto Alcan «no va a generar tanta mano de obra»

Confesión del presidente da razón a una de las críticas contra Rio Tinto Alcan. Franco admitió también que la multinacional pagará un precio «diferenciado» por la energía, lo cual la «beneficiará».

Federico Franco, reiteró ayer su abierta defensa a la instalación de la multinacional de aluminio Rio Tinto Alcan (RTA) en Paraguay. Fue durante una entrevista concedida al programa La Lupa, de Telefuturo, a la mañana, y posteriormente durante la participación que tuvo en el programa Señales, emitido por Latele, ya en horas de la noche. 

A la consulta de la periodista Estela Ruiz Díaz, sobre la mano de obra que demandará la inversión, que sería de unos 1.500 empleos directos en la planta de aluminio, y que esta cantidad es triplicada por un supermercado de gran porte en el país, Franco respondió: «Yo reconozco y acepto que la electrointensiva (por Rio Tinto) no va a generar tanta mano de obra. Reconozco, acepto, absolutamente acepto, no tanto en esos números que afirmas (1.500), pero todavía insuficientes para lo que requiere el mercado». 

Según el estudio de factibilidad que maneja el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), la planta de aluminio requeriría 1.200 puestos directos; sin embargo, Franco dijo ayer que RTA podría contratar «3.000 a 4.000» personas, una cifra inflada, teniendo en cuenta el impacto laboral que presentó el MIC. 

Respecto a lo que se generaría en el parque industrial, Franco habló de unos 30.000 empleos, entre directos e indirectos, estas cifras sí coinciden con el estudio presentado ya al gobierno anterior. 

TARIFA. Otro aspecto polémico abordado en ambas entrevistas fue el de la tarifa a ser cobrada por la energía eléctrica. En este sentido, Franco dijo que si se concreta la inversión, la empresa deberá pagar entre 40 y 60 dólares el megavatio, y que esta servirá para utilizar la energía que actualmente se le cede a Brasil a 10 dólares el megavatio.

Sostuvo que en este tema se debe ser honesto y que la energía que se les da a unas industrias paraguayas es muy diferente al precio que se le da al resto de las casas.

A la consulta de Ruiz Díaz si se estaba hablando de un subsidio, el presidente respondió: «Vos le llamás subsidio, yo le llamo precio diferenciado. Porque subsidio se interpreta como que el Gobierno está pagando y eso no es cierto», enfatizó.

Ya en el programa de Germán Martínez Vierci, agregó que el precio a ser fijado «beneficiará» a la compañía. 

El presidente también aseguró que el impacto medioambiental del proyecto de Rio Tinto «es cero», pues el proceso de transformación de bauxita a alúmina (el más nocivo) no se realizará en Paraguay. 

 

Última Hora