La Legislatura porteña aprobó la cesión del terreno para el monumento a las Cataratas del Iguazú

Lo confirmó el subsecretario de Gestión Estratégica, Sergio Dobrusin. Se hará un monumento a las Cataratas en la plazoleta Misiones sobre la avenida 9 de Julio, en la intersección con la avenida de Mayo, a cinco cuadras del Obelisco. También se erigirá un monumento a Andresito Guacurarí.

El parlamento porteño finalmente aprobó la ley que permitirá la construcción de dos monumentos que tendrán a Misiones como eje: una plaza dedicada a las Cataratas del Iguazú y otro a la figura del comandante guaraní Andresito Guacurarí, primer gobernador de Misiones y defensor de las fronteras con Brasil y Paraguay. 

 

Ambas plazas contarán además con árboles autóctonos de Misiones. Los monumentos se emplazarán en la intersección de la avenida Nueve de Julio y la avenida de Mayo, donde se encuentran dos plazoletas denominadas “Provincia de Misiones”. En virtud de ello y con el objeto de conmemorar la consagración mundial mediante una votación  vía internet, avalada por las Naciones Unidas, como una de las nuevas siete maravillas naturales del mundo, Misiones ha manifestado su intención de donar un monumento alusivo a las Cataratas del Iguazú.

 

En el mismo sentido y con la idea de brindar homenaje al comandante Andrés Guacurarí, más conocido como comandante Andresito, quien libró la batalla por la lucha de la independencia junto a Manuel Belgrano y Artigas, se erigirá una escultura en su honor.

 

El monumento a las Cataratas del Iguazú estará constituido por rocas de voladuras basálticas, apiladas y conformadas en un semicírculo dentro de un gran espejo de agua, ofreciendo distintas experiencias según el punto de vista desde el cual se recorra el mismo.

 

En la cara exterior del monumento, el agua brotará de entre las placas, como saltos de agua contenidos en todo su desarrollo, ello producirá tal efecto que los transeúntes tendrán la sensación de estar frente a las cataratas.

 

En la cara interior, a la cual se accede desde avenida de Mayo, el peatón ingresará al semicírculo parcialmente abierto, por dos pasarelas en pendiente que lo llevará al mirador central, sobre esta cara todo estará inundado, una densa y extensa cortina de agua turbulenta saldrá por encima de las placas, rebotando y salpicando entre los distintos niveles de piedra, que junto a un juego de brumas generarán la sensación de estar inmerso en la majestuosa Garganta del Diablo.

 

En cuanto al monumento al comandante Andresito se erigirá una escultura con la imagen física de este héroe nacional, además de parquizar la plazoleta con la flora autóctona de la provincia, siempre que la ley de arbolado público así lo permita.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE