Joven altruista dona sus árboles al Jardín Botánico de Oberá

Así lo definen quienes lo conocen. Joaquín Moreira, ó “Joa”, como lo llaman quienes lo quieren, desde muy chiquito se preocupó por la vida y el cuidado de la ecología. En octubre de 2008, cuando tenía sólo 9 años sembró semillas de árboles autóctonos con la idea de repoblar los montes misioneros. Una idea muy grande para un niño tan pequeño.

Así germinaron retoños de cañafístolas, moras, lapachos, entre otras especies naturales de nuestra tierra colorada. Su idea original era donarlos a la Municipalidad de Oberá, para que los arbolitos sean trasplantados en plazas y veredas.

 

Pero un día, algunos miembros de Rotary Club Oberá supieron de su emprendimiento y lo invitaron a compartir sus árboles con el Jardín Botánico de Oberá. Y así fue. Hoy lo hizo, cumplió su misión.

 

Joaquin donó un conjunto de saludables arbolitos de poco más de cuatro años y dos metros de altura, al Jardín Botánico de Oberá. Para la entrega se hicieron presentes  Rubén Maletti, quien es gestor y responsable de la coordinación de la construcción del Jardín Botánico de Oberá, el cual ya está tomando forma; y Francisco Ostrorog, Secretario del Rotary Club Oberá, quien además es el orgulloso abuelo de Joaquín.

 

Joaquin verá crecer sus árboles en un sitio seguro, rodeado de bellezas naturales autóctonas, y así los podrá custodiar, y algún día le contará a sus hijos y nietos que ese pequeño bosquecito de cañafístolas, lo sembró él solito cuando tenía solo 9 años y pensando en el futuro de nuestro planeta, en la salud y equilibrio de la Ecología Misionera.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE