Apareció Milagros, estaba en Ituzaingó sana y salva

Aseguran que tenía una crisis de nervios. Milagros García Riera, la joven correntina que era buscada desde el martes, fue encontrada ayer por la noche en la localidad de Ituzaingó. Según informaron fuentes policiales, la joven estaba en un domicilio y sin hipótesis de secuestro.

Así lo confirmó el ministro de Gobierno correntino, Gustavo Valdéz, en momentos en que finalizaba una manifestación de unas 200 personas entre amigos y familiares por las calles del centro de la capital provincial.

La abogada fue encontrada en una crisis de nervios y era sometida a un examen médico, para que luego pueda ser indagada por la Policía para reconstruir su camino hasta esa localidad, que hasta el momento es una incógnita.

 

La joven apareció sana y salva tras permanecer desaparecida durante 48 horas y mantener en vilo a toda la sociedad correntina, y pese que hasta el momento no se conocen mayores precisiones, se conoció que habría llegado por sus propios medios a la sede policial de la localidad de Ituzaingó.

Se conoció, además, que profesionales de la salud se encuentran analizándola y que cuenta con la contención de peritos psicólogos. En las próximas horas será trasladada a la Capital correntina para reencontrarse con su familia.

Cabe recordar que García Riera, de 25 años, desapareció el martes al mediodía cuando salió de su domicilio y fue vista por última vez en la esquina de Jujuy y Junín del centro de la Capital correntina.

 

La búsqueda se había extendido a la vecina provincia del Chaco con la hipótesis de que pudo haber ido a la casa de una amiga enojada por problemas familiares, según informaron fuentes policiales.

Andrea vive con sus padres y salió de su casa, ubicada por avenida Pujol al 2300 del barrio La Rozada de Corrientes, el martes a las 10:30 hacia el centro comercial a realizar unos trámites como abogada.

 

Vestía una camisa naranja, jeans claro y suecos naranjas, una cartera marrón con detalles de animal print y tenía el pelo suelto.

A las 12:30 fue vista por última vez por un amigo que la saludó en la esquina de Junín y Jujuy, a unas cinco cuadras de su casa. Ese amigo le contó luego a la familia que no la notó preocupada y que tenía “buen estado de ánimo” cuando conversaron brevemente.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE