Se expuso y fue analizado el contexto externo de la yerba mate

  Especialistas expusieron hoy el contexto externo -comercialización y desarrollo como producto- de la yerba mate en el marco del Plan Estratégico de la Yerba Mate, en un encuentro que se concretó en el Centro Regional Zaimán del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, en Posadas.


La tendencia del mercado internacional, el mercado interno y los últimos avances en compuestos funcionales y nutricionales de la yerba mate fueron los temas planteados durante la jornada que reunió a más de 40  representantes de empresas y cooperativas yerbateras, funcionarios, académicos e integrantes de la casa anfitriona, de la Universidad Nacional de Misiones, del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), del Ministerio del Agro de Misiones, Ministerio de Producciòn y Turismo de Corrientes, y de la Fundación Exportar.

El INYM -primer expositor del evento denominado  “Yerba mate, el producto y los consumidores”- presentó datos del producto y mercado local, tomando como base la Investigación de Mercado que financió en el 2009, realizado por la consultora GEA Research, que referencia que la yerba mate está presente en el 98 por ciento de los hogares de la Argentina, siendo el mate cebado la modalidad de consumo más utilizada (92 por ciento de los hogares), seguido del mate cocido (54 por ciento de los hogares)  y el tereré (14 por ciento de los hogares). Se informó que se compran un promedio de 2,8 kilos por mes por  hogar.

A su turno, Santiago Matello, gerente de Inteligencia Comercial de la Fundación Exportar, expuso un análisis de la tendencia del mercado internacional de la yerba mate, evidenciando que “en términos globales, en el 2007 fueron exportados 64.261 toneladas de yerba mate y en el 2010, 76.174 toneladas de yerba mate”.

“Uruguay, Siria, Chile y Brasil han sido los principales mercados de destino”, señaló Matello, acompañado por Martín Poggi, también de la Fundación Exportar. “Los dos principales exportadores mundiales, encabezados por Brasil y Argentina, explican más del 90 por ciento del total de los envíos”, agregaron los investigadores.

Específicamente sobre la yerba mate argentina, Matello y Poggi explicaron que nuestro país “fue el segundo exportador mundial en 2010 y en 2011, alcanzando el récord de 46,8 millones de dólares colocados a lo largo del año pasado”, y destacando que “Siria es el principal comprador de yerba mate argentina y representa más del 60 por ciento de las ventas de nuestro país”.

Las exportaciones crecieron en los últimos años. A modo comparativo, se informó que “en el año 2007 Siria importó 15.132 toneladas de yerba mate, y en 2010, 23.042 toneladas de yerba mate, y Uruguay adquirió en 2007 un total de 28.614 toneladas de yerba mate y en 2010, 32.194 toneladas de yerba mate”.

Otro de los aspectos planteados y analizados ayer fue la yerba mate y la salud. El investigador Miguel Schmalko, de la Unversidad Nacional de Misiones, destacó los últimos avances en compuestos funcionales y nutricionales del producto.

“La yerba mate es un alimento rico en nutrientes, como las vitaminas B1 y B6 y los minerales Magnesio e Hierro, y en compuestos funcionales, como las xantinas, los polifenoles y las saponinas”, recordó  Schmalko, quien investiga las propiedades del producto desde el año 1995.

Schmalko se mostró sorprendido porque “en los últimos tiempos fueron realizados y publicados numerosos trabajos en los que se mencionan las propiedades del extracto de la yerba mate. Las bases de datos indican  más de 60 publicaciones en revistas internacionales, en las que se mencionan 13 efectos favorables para la salud humana”; y enfatizó que “debido a su propiedad como antioxidante, hecho comprobado con una investigación financiada por el INYM, “su uso también se extendió a otros campos no tradicionales, como productos de belleza, bebidas y comidas”, abriendo nuevos mercados para el producto.

Luego de las exposiciones, los presentes debatieron sobre el escenario futuro (15 -20 años) para la comercialización y desarrollo de la yerba mate como producto, y definieron debiliades y recursos para enfrentarlos.

Las conclusiones de este encuentro y de los Foros de los cuatro eslabones de la cadena del producto -viveros, producción primaria, secaderos y molinería y comercialización- serán condensadas el 12 de diciembre, en el Foro Ampliado, en la ciudad de Oberá, donde se definirán prioridades y acciones para fortalecer al sector yerbatero.