Fue “octubre negro” para los inversores

Escribe Luis Beldi

 

El final de este mes coincide con el primer aniversario del cepo cambiario. Las cifras del “octubre negro” no fueron las de un festejo. Los números muestran el clima que se vivió en el mes: el riesgo país aumentó 23%; el Discount en dólares, el bono más representativo del canje, perdió casi 18% y el dólar “contado con liquidación”, que se utiliza para fugar divisas, subió 10,36% a $ 7,03.

Los únicos inversores que ganaron fueron los que dejaron su dinero en un plazo fijo a 30 días y cobraron una tasa cercana a 1,30%. Porque, si bien el euro “blue” subió 1,45%, esta operación tiene un costo de entrada y salida que absorbe el aumento de precio.

El dólar de las casas de cambio, también subió más que el plazo fijo, pero es imposible de conseguir.

No hubo un solo bono en pesos o en dólares que cerrara en alza. Las bajas más leves fueron para los bonos de más corto plazo en pesos como el Bocon Pr 13 que cedió 0,60%. Este papel tiene una renta superior a 25%.

El cupón en pesos tuvo un “modesto” retroceso de 3% comparado con el derrumbe de más de 11% del cupón emitido en dólares.

Hasta el Global 2017, un bono de mediano plazo con legislación Nueva York, fue víctima de la rebaja de categoría por parte de las calificadoras de riesgo y perdió casi 15% de su valor.

Los bonos de mediano plazo en dólares que son los más representativos porque los inversores los eligieron para sus carteras perdieron terreno. El Boden 2015 cedió 3,61% en el mes y pagó un precio bajo comparado con el retroceso de 8,39% del Bonar X.

Hasta el oro decepcionó a sus seguidores. El metal precioso en bajó 3% en dólares en el mundo.

Las acciones no fueron refugio seguro. El índice Merval de las acciones líderes perdió 5,39%.

El camino descendente comenzó a principios de mes con la pesificación de los bonos chaqueños y se aceleró con el embargo de la Fragata Libertad y el fallo del juez Thomas Griessa a favor del pago de los intereses de los bonos defaulteados que no entraron en el canje. Las calificadoras de riesgo tomaron estos tres elementos para bajarle la nota a la Argentina a “B-” y ponerla cerca de la temida “CCC” que es el paso previo al “non performing”; luego viene el “default”.

Ayer el riesgo país trepó poco más de 3% porque los bonos en dólares perdieron más de 2% como fue el caso del cupón PBI.

Si se toma a los bonos de mediano plazo como muestra de lo que debería pagar la Argentina si sale a tomar dinero a los mercados del mundo, el Bonar X que vence en 2017, o sea un bono a cinco años, tiene un retorno de 15%. Con esa tasa, la Argentina está afuera del mercado de capitales del mundo.

El dólar marginal, el “blue”, en medio de esta desconfianza tuvo una leve baja de 2 centavos a $ 6,34, mientras en el mercado mayorista el Banco Central compró u$s 40 millones y logró que el dólar cierre en el Forex-MAE, la plaza donde operan los bancos, a $ 4,767.

Las reservas del Banco Central, en tanto, crecieron u$s 10 millones a u$s 45.263 millones.

Noviembre va a ser complicado; si el Gobierno no revierte la pesificación de los bonos provinciales cuando venzan los papeles de Tucumán, la desconfianza va a ir en aumento. Que el “contado con liqui” haya cerrado a $ 7,03 indica que hay una aceleración de la salida de dólares del sistema y un aumento del retiro de depósitos en dólares. Todo lo que devuelva la confianza será bienvenido por los inversores que hoy sienten más temor que atracción por los bonos en dólares de mediano plazo, aunque rindan 15%.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE