Trata: fiscal bonaerense sugirió rehabilitación para los clientes

Las pulseras fluor con las que los regentes contabilizan los pases de cada víctima.

Las pulseras fluor con las que los regentes contabilizan los pases de cada víctima.

Fernando Cartasegna contó cómo combaten la explotación sexual.

Fernando Cartasegna contó cómo combaten la explotación sexual.

Se tata del fiscal de La Plata, Fernando Cartasegna quien estuvo en Misiones y brindó detalles acerca de los procedimientos que realizan en los prostíbulos. En la provincia,  25 víctimas son becadas y asistidas por el Estado. Del 2008 a la fecha se rescataron 179 mujeres. El 35% son menores de edad.

Perfumes y material esotérico, los elementos que encuentran en los allanamientos.

Perfumes y material esotérico, los elementos que encuentran en los allanamientos.

El fiscal de La Plata, Fernando Cartasegna estuvo en Misiones participando de una capacitación sobre los mecanismos de captación y prevención de la trata de personas. Brindó detalles acerca de los procedimientos que realizan en los prostíbulos de su jurisdicción. Al detallar cómo realizan el proceso de irrupción en los sitios de explotación sexual, consideró que a su criterio, a los clientes que son identificados en los operativos se los podría enviar a rehabilitación y utilizar la “probation” como se hace con otros delitos. Para el oficial de justicia, un hombre que somete a las mujeres aún a sabiendas que son blancos de redes de delincuentes que las mantienen como esclavas, es un enfermo y debería ser tratado. En Misiones, hasta la fecha se becan y asisten a 25 víctimas. Desde el 2008  se rescataron 179 mujeres, de las cuales el 35 por ciento son menores de edad y oriundas de localidades del Norte misionero.

 

Según datos brindados por el Ministerio de Derechos Humanos, a la fecha, 25 chicas están cobrando una beca de reinserción social y capacitación que financia el estado a los efectos de ser utilizado como una herramienta que les permita capacitarse para luego ingresar al mercado laboral. Además, la provincia es una de las pocas en el país que cuenta con casas refugios por donde han pasado las 179 víctimas rescatadas y donde se les brinda una asistencia integral que responde no solamente a criterios de salud sino también a variables educativas, económicas y actividades para su reinserción social. De ese total, el 71% fueron rescatadas de prostíbulos, el 22% en camino y un 7 por ciento en instancias previas al viaje. Asimismo los guarismos revelan que el 10% de ellas no aceptaron asistencia del Estado, el 13% fueron restituidas en forma directa a sus hogares y que en total, desde la sanción de la ley 26.364 en 2008 se han realizado 10 juicios en la tierra colorada con penas máximas de hasta 12 años. De las causas judicializadas el 68% de los condenados fueron hombres el 23% mujeres.

 

“Los clientes son tipos enfermos”

 

El fiscal Fernando Cartasegna sostuvo que este año en La Plata se han realizado 60 procedimientos donde se desbarataron redes de explotación y esclavitud sexual. Si bien por lo general las víctimas mayores de edad no asumen que están en estos sitios bajo amenaza, el delito de trata se descubre a medida que se les toma declaración y revelan sobre las condiciones de trabajo. Entre los objetos que hallan en los modestos cuartos faltos de todas las medidas de higiene, mencionó a cajas de preservativos, eventualmente un rollo de cocina, material esotérico como perfumes y lociones, además de pulseras fluor que utilizan las víctimas para que los regentes contabilicen “cuantos pases llevan hechos”. Sobre los clientes dijo que una de las medidas que cree apropiadas es mandarlos a rehabilitación y aplicar la probation para que vayan a hacer tareas sociales. “Quien lo haga una vez es muy probable que no quiera hacerlo de nuevo. Es sencillo el tema, sin clientes no hay trata”, dijo.

 

Discriminadas en sus propias casas

 

La licenciada Gilda Zurita trabaja en la Fundación María de los Ángeles, organización que lleva adelante Susana Trimarco, quien busca a su hija Marita, secuestrada por una red de prostitución hace 10 años. Explicó que muchas veces, las víctimas regresen a sus hogares puede no resultar la mejor opción. “Muchas veces quienes hicieron de captadores o tuvieron algo que ver en el proceso por el cual las chicas viajaron engañadas a un sitio lejano de su casa están en su familia o entorno inmediato. Otras veces nos hemos encontrado con familiares directos implicados, por lo que en varios casos el regreso a sus hogares de origen no es una alternativa”, explicó. Otra cuestión es analizar si hay factores de riesgo en el seno familiar como adicciones o casos de abuso sexual ya que se encontraron casos en situación de extrema vulnerabilidad donde volver a las mujeres a su anterior vida cotidiana puede resultar mucho peor que lo vivido en cautiverio.

 

La profesional descartó que haya un tiempo promedio para la recuperación de una víctima y que esa cuestión, hace que muchas veces algunas mujeres vuelvan a ser blanco de las mafias. “Esto queremos decir cuando remarcamos la necesidad de articular una red de contención efectiva para las víctimas con políticas concretas que lleguen con programas, alimentos y educación”, puntualizó.

 

Zurita remarcó que creer que la trata de personas es un delito que está lejos de nuestras familias es un grave error del que suelen aprovecharse quienes se benefician a través de la explotación sexual. “Las familias deben estar atentas porque la pobreza es solo una de las variables que provocan situaciones de vulnerabilidad y hay que cuidar de nuestros hijos en todo momento”, añadió.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE