El IPRODHA y municipio de Almafuerte dan soluciones habitacionales a los más necesitados

La franja poblacional más vulnerable de la localidad de Almafuerte fue la mayormente asistida, mediante el Plan Techo. El trabajo en conjunto entre la Dirección de Plan Techo del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA) y la Municipalidad local permitió que familias con un promedio de siete a 10 hijos pasaran de un vivienda de extrema precariedad a un techo digno, con el agregado -en muchos casos- de cerramientos de madera con piso, camas cuchetas, e inclusive la provisión de  agua potable por parte del municipio.

 

A la fecha se han concluido 130 planes techos, se realizaron 55 cerramientos de madera y se distribuyeron 20 camas cuchetas a lo largo de esta comuna ubicada en el centro sur de la provincia, corresponde al departamento de Leandro N. Alem, a 80 kilómetros de la ciudad de Posadas, con una población de 1.900 habitantes.

 

La casa de Inés Silveira Pintos, madre de siete hijos, sintetiza la relevancia en el habitad cotidiano de los atendidos por estos planes paliativos del Instituto a las necesidades básicas del lugar que lo constituyen en su hogar.

 

La familia Silverira Pintos vive sobre la Ruta 4 y Paraje Ruta Vieja, en su rol de madre y jefa de familia lleva adelante la crianza de Fátima (1 y ½); Lautaro (3 y ½)); Renzo (7) un niño con capacidades diferentes; Jackeline (8); Tamara (12) y Agustina (16).

 

Hasta el año pasado el reducido espacio de su vivienda se complicaba con una cobertura insegura para los días ventosos, donde la lluvia se colaba tanto por entre las viejas chapas como por las hendijas de las maderas. El piso de tierra –en ocasiones se volvía barro- y la falta de agua potable restaba aun más a la salud, sobre todo de los más chicos.

 

Hoy su casa continúa en el mismo predio y sigue siendo una madre con familia numerosa de escasos recursos, pero la cobertura de su vivienda fue cambiada totalmente por un techo seguro, se le ha realizado el cerramiento de madera completo y un piso alisado, también se le conectó a uno de los pozos perforados desde donde se abastece de agua potable. Estas mejoras en la calidad de vida se lograron merced al trabajo en conjunto Instituto-Municipio y se repiten en más de un centenar de familias de similares condiciones socioeconómicas distribuidas tanto en el pueblo como en la vasta colonia  de Almafuerte.

 

Sanitarios para tres escuelas

 

La construcción de sanitarios, en este caso para un establecimiento educativo rural que se realizó también por medio de uno de los programas que se canaliza  a través de la Operatoria Dignidad Habitacional-Núcleo Sanitario para Aula Satélite- de la Unidad de Gestión Plan Techo. Estas son otras de las obras que reflejan el resultado del trabajo integrado entre la Provincia y su responsable el IPRODHA con el Municipio. Se trata del Aula Satélite 1 de la Escuela 61, ubicada sobre la Ruta Nº 4  y a la que asisten cerca de 30 alumnos.

 

Esta Aula Satélite no contaba con baños instalados, sólo con una letrina ubicada a unos 50 metros del edificio,  prácticamente en el ingreso al monte. De ahí el temor de los padres y alumnos por las víboras y otras alimañas comunes en el lugar. En un proyecto compartido el IPRODHA firmó convenio con el Municipio para aportar los fondos destinados a la ejecución del núcleo sanitario, con los que la Municipalidad se ocupó de levantar y equipar los tres baños (para discapacitados, mujeres y varones). La construcción se realizó anexa a la estructura escolar y la intendencia sumó con recursos propios una galería con piso, uniendo así el completo núcleo sanitario con el resto de la sede edilicia.

 

La misma modalidad de obra entre el organismo provincial y municipal se repitió  en la Escuela 910 de la Picada Inspector Lucero y en CEP Nº 42 ubicado en el pueblo de Almafuerte.

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE