Baleado por el suegro, sigue internado grave

Con pronóstico reservado permanece Sebastián Leguizamón (30), en el hospital Escuela de Posadas.

Sebastián Leguizamón (30) está internado en el sector de terapia intensiva del hospital Escuela y su pronóstico es reservado. En las inmediaciones de las avenidas Santa Cruz y Aguado, el sábado fue baleado por el suegro, quien además mató a su hija de 22 años, pareja del herido,  y luego se suicidó.Con heridas de bala en la zona del hombro y en el tórax, Leguizamón, al cierre de esta edición seguía en grave estado en el nosocomio capitalino.

Novela sangrienta

El sábado, aproximadamente a las 13.30, el carnicero Hugo Ruggeri (65) llegó con su vehículo hasta la zona mencionada, donde inició una fuerte discusión con su hija Estela Maris Ruggeri (22), quien gestaba un embarazo de 4 meses, y la pareja de ésta, Sebastián Leguizamón. Ambos aparentemente residían en Oberá.Ruggeri tenía a su cargo hasta ese momento a su nieta de 6 meses, y no aceptó la idea que tenía su hija de llevar a la menor a Buenos Aires. “O se queda conmigo o con nadie” gritó el carnicero según vecinos. A su vez, otras versiones dan cuenta de que el hombre no consentía la relación de Estela Maris con Sebastián.“Antes de matarse, el tipo dio por lo menos cuatro tiros. Fue los que dio a sus parientes”, narró un vecino, cuya vivienda está en diagonal al lugar del hecho.Es objeto de investigación además si el carnicero actuó de manera premeditada, ya que tenía en su poder el arma. Algunos testigos afirman que antes del crimen, Ruggeri había discutido con su hija y yerno por lo menos 15 minutos, mientras que otros revelaron que  el suicida no medió palabras antes de balear a Leguizamón y su hija, quien murió momentos después en el lugar.

Entregaron los cuerpos a familiares

Casi 24 horas después del triste caso que conmocionó al barrio Santa Lucía de Posadas, miembros de la familia Ruggeri, entre ellos la esposa del carnicero,  llegaron hasta la comisaría XIII para concluir con las declaraciones por el hecho. Ayer al mediodía, la Morgue Judicial entregó los cuerpos de Hugo Ruggeri (65) y de su hija Estela Mars (22), para la posterior inhumación y entierro. El vehículo Gol color blanco del carnicero estaba en la dependencia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE