Detectaron nuevas especies en el Parque Nacional Iguazú

Se hallaron novedosas especies de flora y fauna, avistamiento de felinos, peces y hasta algas con la bajante del río, todo fue reportado por Iguazú Jungle a la Administración de Parques Nacionales, con las primeras conclusiones del Plan integral de Monitoreo que incluyó otras variantes, como medición del impacto sonoro y visual, que provocan los elementos externos al paisaje tradicional de las Cataratas.

Ariel Soria, Biólogo que coordina las tareas ambientales de Iguazú Jungle.

Ariel Soria, Biólogo que coordina las tareas ambientales de Iguazú Jungle.

Al realizar el innovador plan de monitoreo que lleva adelante la concesionaria de los paseos náuticos, se hallaron novedosas especies de la flora y fauna, avistamiento de felinos, peces y hasta algas con la bajante del río, estos fueron reportados por Iguazú Jungle a la Administración de Parques Nacionales, con las primeras conclusiones del Plan integral de Monitoreo que incluyó otras variantes, como medición del impacto sonoro y visual, que provocan los elementos externos al paisaje tradicional de las Cataratas del Iguazú.

El trabajo que está bajo la coordinación del biólogo, Ariel Soria, que integra el staff de Iguazú Jungle, fue realizado este año en el primer semestre buscando conclusiones que resulten operativas en el uso para mejorar la oferta hacia el visitante y fundamentalmente en la conservación del área, como otra apuesta de práctica responsable para con el ambiente.


Este reporte incluye el seguimiento de variables biofísicas, relacionadas con la calidad de los servicios y la percepción de los usuarios de las excursiones. Se trata de la primera experiencia llevada a cabo por el equipo estable de la empresa, por lo que muchos aspectos serán ajustados a medida que se estandaricen algunos procedimientos. Por otro lado, a este informe se sumaron observaciones de flora y fauna no pautadas pero que pueden resultar de interés para la toma de decisiones de manejo en el área protegida, explicó Soria.


Los resultados obtenidos del seguimiento realizado por Iguazú Jungle a los parámetros establecidos en el “Plan Integral de Monitoreo del Servicio de Excursiones Náuticas” fueron presentados de manera conjunta con el Informe de Impacto Ambiental solicitado a partir de la Resolución HD 170/11 de la APN.

Nuevos vegetales
Con este monitoreo se detectó una planta trepadora con grandes frutos que se la conoce tradicionalmente en Brasil y en el Parque Provincial Moconá. Para el biólogo de Iguazú Jungle, se trataría de una cucurbitácea del género Fevillea, conocida popularmente en Brasil como “ñandiroba”. Similar situación se ha presentado para el aguaí de la sierra (Chrysophyllum inornatum) detectado en las proximidades de los saltos. Esta sapotácea conforme a la base de datos del Instituto Darwinion no está referenciada para la Argentina. Sería interesante confirmar si se trata de novedades para el área protegida, insistió Soria.

Fauna de gran valor
Yaguareté, puma, tapir, pecaríes y venados fueron algunos de los animales avistados en el sendero Yacaratiá por trabajadores de Iguazú Jungle que colaboraron con este reporte que es único en su tipo y que realiza esta empresa tradicional de Puerto Iguazú.


Margay, hurón mayor, carayá también fueron vistos en otras áreas de tránsito frecuente y que ameritan un seguimiento más detallado y puntual. Al igual que con el registro de aves porque pueden resultar muy útiles para sumarlas a la base de datos de la APN. El aporte de empleados interesados particularmente en la avifauna sumó registros de: arasarí banana, bailarín naranja, yasiyateré, curió, angú, esparvero chico, picolezna chico y una especie de muy difícil observación como la mosqueta oreja negra (científicamente Phylloscartes paulistus), de esta última se dispone incluso de fotografías para terminar de confirmar su identificación. También, gracias a la participación de todo el equipo de Iguazú Jungle, se efectuaron censos de yacarés, observándose ejemplares de diferentes tamaños (varían entre los 40 cm y 1,50m) que fueron registrados en agua y costa del río Iguazú.

Peces exóticos
Los colaboradores del stand de Iguazú Jungle de garganta del diablo reportaron la presencia de unos peces de gran tamaño. Ante la sospecha de que podría tratarse de bagre africano (Clarias gariepinus), se verificó el sitio y se descartó esa posibilidad, debido a que se trataba de un silúrido del género Steindachneridion, consignó Soria.


Según el biólogo se trataría de S. melanodermatum, especie más vinculada con la cuenca media del río Iguazú en Brasil. Estas apreciaciones y la fotografía de los ejemplares fueron reportadas a la Delegación Regional NEA, cuyos técnicos derivaron la consulta a ictiólogos para confirmar la especie.


Se estima que los avistajes se habrían iniciado a fines de 2011 y hasta el momento los peces siguen siendo fáciles de divisar desde la pasarela a garganta del diablo.


Algas en el río

En marzo de este año cuando se navegaba el Iguazú Superior, se detectó la proliferación de algas en el río. Ante la posibilidad que se tratara de un fenómeno relacionado con la bajante del río o con problemas de contaminación, se comunicó esta situación a Parques Nacionales. Seguidamente se advirtió a las autoridades de la Intendencia del PN Iguazú sobre las bajantes extraordinarias provocadas de manera semanal por el manejo hídrico que realizan las represas brasileñas ubicadas sobre el río Iguazú, con las eventuales consecuencias negativas en el entorno natural y socioeconómico de la región, señala este primer informe del innovador monitoreo implementado por Iguazú Jungle.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE