Con mucho dolor y todos los honores despidieron los restos del policía asesinado en un procedimiento

 El cuerpo del suboficial Ramón Alberto Lencina, efectivo de la Policía de Misiones que murió ayer al enfrentarse a un sujeto durante un procedimiento en San José, donde recibió una mortal herida con un arma blanca, fue  inhumado a las 16 en el cementerio de la localidad. El entierro se llevó a cabo con todos los honores, ya que el deceso del suboficial ocurrió en cumplimiento del deber. Concurrió a la ceremonia el jefe de Policía, comisario general Jorge Héctor Munaretto, el subjefe comisario general licenciado Omar Orlando Amarilla, integrantes de la plana mayor, un gran número de efectivos de la Unidad Regional 7, camaradas de la policía correntina, además de familiares, amigos y vecinos del pueblo.

En medio de un operativo en el barrio Malvinas de San José, el suboficial mayor Lencina fue atacado por un joven, con un arma blanca en el abdomen y fue trasladado al Hospital Madariaga de Posadas, donde falleció en horas de la noche como consecuencia de la herida.

La víctima, de 51 años, estaba casado con una docente  y tenía cuatro hijos, uno de ellos agente de policía.

El sub oficial fue nombrado agente de policía  el 10 de noviembre del año 1987. Trabajó en la Comisaría Seccional 2º de Eldorado, Seccional 1º de la misma ciudad, después en la Comisaría Apóstoles dependiente de la Unidad Regional 7 y más de 15 años en la Comisaría San José.

El cortejo fúnebre partió alrededor de las 16:00 hacia el cementerio local, donde los restos del sub oficial Mayor Ramón Lencina fueron inhumados, previo a los honores correspondientes y una ceremonia religiosa. El Jefe de la Unidad Regional 7 el Crio. My José Barboza fue quien en representación de la policía hizo uso de la palabra, destacando en él un alto espíritu policial, la solidaridad y el compañerismo, y que va a ser recordado con mucho cariño y afecto.  

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE