Ubicaron al padre de la beba que habría sido vendido a una familia de gitanos

Nelson, un paraguayo de 42 años fue demorado ayer, cuando se presentó en la casa de su pareja, después de permanecer desaparecido durante doce días, tras ser denunciado por la presunta venta de su hija menor. Vecinos del barrio dieron cuenta que el hombre había llegado a la casa, ubicada sobre calles Cabo 1º Cuenca e islas Soledad del Barrio 10 de junio. Alrededor de las 16:30 se originó una fuerte discusión entre el causante y Claudia (20) quien aparentemente lo recriminaba por la situación de la pequeña. Más tarde una patrulla del comando de la Unidad Regional 10 ubicó al hombre y lo detuvo. Nelson fue trasladado a la comisaría a disposición del juez Marcelo Cardozo.    

 

La pequeña continúa bajo los cuidados de su madre, después de ser devuelta por la pareja de integrantes de la comunidad gitana, que lo hicieron de manera voluntaria ante la Comisaría de la Mujer de la UR10. El hecho se originó el pasado 18 de junio cuando Claudia A de 20 años denunció que su concubino vendió a su beba a la comunidad gitana. Claudia, una ama de casa de 20 años residente en el barrio 10 de junio, denunció ante la comisaria de la mujer de la UR X de Posadas, que el día lunes pasado, alrededor de las 15, su concubino de nombre Nelson de 42 años, salió de la casa para hacer compras, llevándose  a la hija de ambos, de nombre Adriana de 5 meses. Más tarde se enteró que el hombre  habría vendido la niña a la comunidad gitana a cambio de dinero en efectivo.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE