Productores rurales preocupados por trabas para regularizar situación de ocupación de tierras

En la zona norte se realizó ayer una reunión entre organizaciones sociales, productores con conflictos particulares por ocupación de tierras y familias de Pozo Azul que esperan regularizar la tenencia de la tierra en el marco de la Ley del Plan Arraigo y Colonización. Aseguran que “no hay avances ni respuestas concretas en las gestiones para acceder a los permisos de ocupación” y advierten que hay un “incremento en las amenazas y desalojos a familias”, incumpliendose la prórroga sancionada por la legislatura provincial el pasado el 24 de mayo de 2012, donde se estableció la suspensión de los desalojos y remates sobre inmuebles destinados a vivienda y producción agropecuaria única y familiar en predios rurales por 6 meses.

Durante el encuentro realizado ayer en Pozo Azul, los asistentes consensuaron un plan de acción para  retomar las gestiones ante el gobierno provincial a fin de regularizar la tenencia de las tierras que ocupan y poseen.

“El objetivo de las reuniones que estamos promoviendo es para retomar la unidad de las gestiones ante el Estado Provincial y que se agilicen los trámites, ya que en estas condiciones los productores se ven imposibilitados de mejorar su calidad de  vida”, explicó José Cavalli, que participó de la reunión realizada en representación del Instituto de Desarrollo Social y Promoción Humana (Inde).

La situación de irregularidad de la tenencia de la tierra hoy no  permite a un ocupante el acceso a la energía eléctrica, solicitar subsidios para proyectos productivos o acceder a créditos, entre otras cuestiones.

Del encuentro realizado ayer participaron representantes de familias de Pozo Azul (Ruta 20 y Ruta 17) y de distintas organizaciones de productores de la zona que decidieron nuevamente movilizarse por la problemática de la tierra. 

Desde hace años se vienen realizando gestiones y movilizaciones  entre productores por este tema, y se solicitó a las autoridades provinciales se acredite o instrumente algún tipo de documentación interna entre organismos que permitan a los pequeños colonos acceder a la energía eléctrica o eliminar trabas para ser beneficiados con el Proalimento o algún otro plan social y productivo.

Incluso, en el marco de la reunión un productor  advirtió  que “en la zona se están dando casos de amenazas y desalojos, compra de tierras ocupadas por parte de extranjeros y consiguientemente el desalojo de las familias no respetando el proyecto de ley aprobado por la legislatura provincial el 24 de mayo de 2012, para la prorroga de la suspensión de los desalojos y remates sobre inmuebles destinados a vivienda y producción agropecuaria única y familiar en predios rurales, por seis meses, para familias tanto de propiedades fiscales como privadas”, aseguró. 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE