Nuevos canales de venta abren oportunidades a la yerba mate

Se trata de esquemas que permiten a las cooperativas apropiarse de parte de la rentabilidad de la cadena comercial. Las primeras experiencias fueron exitosas. “Yerba para Todos” tuvo buena respuesta en Mendoza y Entre Ríos. 

Los fuertes aumentos que registraron los precios de la yerba mate en  las góndolas de todo el país, pusieron al tradicional producto misionero en la mira de las autoridades   de distintas órbitas que se encargan de combatir la inflación. En ese contexto, se pensó en programas que lleven al producto directamente desde los pequeños elaboradores hasta los consumidores, esquema que permite a estos industriales que trabajan a pequeña escala, apropiarse de parte de la renta de la cadena comercial y tener una mayor demanda asegurada.

La primera experiencia fue en el marco del programa “Yerba para Todos” y permitió el envío a Mendoza de una carga de 20 mil kilos de producto elaborado por cuatro cooperativas Misioneras, material que desde la semana pasada se está comercializando en tres puntos de la provincia cordillerana.

Otra partida de similar cantidad, esta vez de la marca Villa Bonita, elaborada por la cooperativa Agrícola Limitada de Oberá  (Calo), comenzó a venderse ayer en Paraná, Entre Ríos. La operatoria en ambos casos incluyó a las secretarías de comercio Interior y de Agricultura Familiar de la Nación y de las las tres provincias implicadas. También en ambos casos la respuesta de los consumidores fue positiva, ya que la yerba se ofreció a razón de 13 pesos por kilo, valor inferior al que marcan las góndolas por el mismo producto.

También en ambos casos, quedó planteada la posibilidad de repetir el envío una vez por mes y desde la Nación aseguraron que tienen intenciones de replicar la experiencia en varios puntos más del país.

Aunque el volumen de yerba involucrado en las dos operaciones es poco relevante para un mercado interno que consume alrededor de 18 millones de kilos por mes, bajo el mismo esquema se pueden lograr efectos positivos en las pequeñas industrias, cuyas ventas están muy por debajo de las que manejan los grandes molinos en un panorama sectorial caracterizado por la concentración.

En la medida en que se consiga replicar el mismo modelo comercial con clientes de otros puntos del país y aumenten las cantidades enviadas, la “Yerba para Todos” no sólo brindará una oportunidad de venta a las cooperativas, sino también serviría para regular el precio de la hoja verde.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE