Fue exitoso el primer trasplante de donante vivo en Misiones

La cirugía se concretó ayer en el sanatorio IOT en un trabajo realizado en conjunto entre el sector público y privado. Se trata de una mujer que donó uno de sus riñones a su hijo. Los pacientes evolucionan favorablemente.

El primer trasplante con un donante vivo que se hizo en Misiones fue exitoso. La cirugía se concretó ayer en el sanatorio IOT en un trabajo realizado en conjunto entre el sector público y privado. Se trata de una mujer que donó uno de sus riñones a su hijo. El equipo médico que intervino en la cirugía esta conformado por el director médico de la Clínica de Nefrología de Santa Fe, José Paladini, el jefe de Cirugía Héctor Santiesteban, el jefe del Servicio de Nefrología y transplante del IOT Joaquín Agusti y sus colegas Diego Santiesteban, Fernando Dipatto, Oscar Perret, Marcelo Ferreyra, Hugo López. En el área de anestesia colaboraron los médicos Adrián Lafert y el doctor Papy.

Los profesionales se mostraron satisfechos con el trabajo realizado y esperan la evolución de los pacientes que hasta el momento es favorable. La cirugía se concretó desde las 7.30 y duró cerca de 3 horas. Las expectativas para cirugías similares en Misiones son altas y ya se están estudiando cerca de doce casos. En la tierra colorada hay registrados cerca de 500 pacientes en diálisis.

Agusti agradeció el acompañamiento del equipo médico de Santa Fe y del Sanatorio Integral Iot. Dijo que es el cierre de un trabajo arduo que comenzó en marzo. En tanto su colega José Paladini resaltó que nada de esto hubiera sido posible sin la existencia de un donante sano y llamó a la población a apoyar la donación de órganos que es la base de este tipo de intervenciones.

Finalmente el Jefe de Cirugía, Héctor Santiesteban sostuvo que los pacientes que evolucionan favorablemente, podrán llevar una vida prácticamente normal.

“Estamos contentos, duró tres horas  la cirugía, pero ha salido todo bien. El paciente está orinando más de un litro y medio por hora, así que por ahora, va todo muy bien. Este es el primer trasplante en vivo que se hace en la provincia que consiste en que la mamá, que es una mujer de 46 años, le dona uno de sus riñones al hijo, que tiene 23 años y que es un chico que tenía algunos problemas en diálisis, porque tenía inconvenientes en los accesos vasculares y estaba con una anemia resistente, por lo cual una de las soluciones para todos sus problemas era el trasplante y lo hemos logrado, explicó Agusti.

 Además aclaró que no cualquiera hace el trasplante vivo y no cualquier paciente está en condiciones de donar a otro familiar y agregó que para llegar a esta intervención tuvo que pasar por un montón de pruebas que empezaron en mayo y que concluyeron hace un mes. “No cualquiera puede ser donante, es un proceso largo. Tiene que tener primero ganas de donar, segundo ser compatible y tercero, ser completamente sano, para que la paciente que se queda con un solo riñón pueda vivir sin problemas”, agregó.

Asimismo indicó que llevan 23 trasplantes, 22 cadavéricos y ahora el primer trasplante vivo. “Somos un equipo grande, formado por misioneros y santafesinos que con mucho sacrificio estamos tratando de formar esto”, dijo.

Respecto a las futuras intervenciones luego de la inédita práctica, el equipo médico supone que los 500 pacientes que se dializan en Misiones están enterados de las actividades del Centro de Trasplantes del IOT y que ya existen entre 12 o 13 entrevistas para repetir estos trasplantes de donante vivo y el resto de los pacientes, deberá inscribirse en lista de espera por un cadavérico. “Estamos todos los días en el centro de trasplantes del IOT, ubicado en el 4to piso”, acotó.

Santiesteban explicó que en este tipo de cirugías, como la donante aquí en este caso, el donante vivo, es un familiar, el objetivo del equipo es que priorizar la salud de esa persona por cuanto goza de plenitud, en su sana vida, y que decide donarle un órgano sano a un familiar.

“En estos casos nosotros con sumo cuidado tenemos que resguardar en sí que mantenga su salud, no por eso perder la calidad de vida del donante pero sí trasladarle su salud a su receptor que en este caso fue el hijo”, agregó.

“En general se espera que la donante en un par de días esté en condiciones de poder ser dada de alta”, explicó.

“Aquí como la compatibilidad es lo más extremo posible por ser familiares, el paciente ya de quirófano sale con su riñón funcionando y también no es tan largo el pos operatorio y la estadía en internación”, manifestó.

 

Apoyar la donación de órganos

 

El director médico de la clínica de Santa Fe, el doctor Paladín, sostuvo que la Clínica de Nefrología de Santa Fe ha colaborado y va a seguir colaborando tanto con el grupo de trasplante y con el IOT. “Yo tuve una reunión con el director médico y acordamos un montón de puntos de acercamiento, de enseñanza, de complementos y con el equipo, como lo estamos haciendo hasta ahora, dándole todo el apoyo en todo lo que sea científico y operativo”, añadió.

Pero advirtió que “uno puede tener un montón de pacientes en diálisis, puede tener los mejores equipos, pero la donación es el punto primordial en un trasplante de órganos. Sin donación no hay órganos”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE