Abrieron moderno centro de distribución de Quilmes

La tradicional empresa misionera Koch Tschirsch lanzó ayer “Urbana”, su nueva identidad corporativa, y presentó su flamante centro de distribución, un moderno complejo en el que invirtió alrededor de tres millones de pesos. Carlos Tschirsch, gerente general de la firma, destacó que el mercado posadeño está en fuerte crecimiento, lo que llevó a que la firma despache hasta 10.000 cajones de cerveza en los días de mayor temperatura.

El evento contó con la presencia del director  de Francisco Sa, presidente para Latinoamérica de la empresa Anheuser-Busch InBev, una de las líderes mundiales en el mercado de las cervezas, propietaria de la mayoría de las acciones de Quilmes Argentina. También participóel director de ventas de Argentina de Cervecería y Maltería Quilmes, Diego Dávila, además de la planta mayor de Koch Tschirsch, del grupo KT.

La nueva estructura que montó la empresa, permite agilizar las operaciones carga y descarga de mercadería y garantiza óptimas condiciones de almacenamiento.

Según explicó Carlos Tschirsch, el centro de distribución ocupa un predio de 5.000 metros cuadrados, sobre los que se construyó una estructura de 2.000 metros cuadrados. “Es un depósito a la altura de las necesidades de las empresas con las que trabajamos, reune los requisitos del programa de calidad de Cervecería y Maltería Quilmes”.

El complejo demandó una inversión de 3 millones de pesos, dinero que la empresa confía en recuperar pronto, dada la solidez mostrada por el mercado interno. “El consumo de cervezas y gaseosas ha venido creciendo en forma sostenoda en Posadas. En días de calor llegamos a despachar hasta 10.000 cajones de cerveza”, señaló.

El directivo resaltó que los consumidores de la provincia respondieron con altos niveles de demanda a los últimos lanzamientos de Quilmes, como la cerveza Bajo Cero. Reconoció sin embargo que la cerveza más demandada es la Quilmes Cristal.