El comandante general Andrés Guacurarí y Artigas fue reconocido en el Congreso de la Nación

Fue en un acto homenaje realizado en el salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación. Compartieron un panel  Julio Fernández Baraibar, de la secretaría de Cultura de la Nación; Juan González de la CTA, el cacique mbyá Alejandro Méndez y la diputada nacional María Elena Chieno. El orador fue el presidente de Flor del Desierto, Juan Manuel Sureda, de Misiones, la asociación que desde 1991 brega por la reivindicación del cacique guaraní que luchó contra la Corona portuguesa. Al finalizar el acto llevado a cabo el viernes último,  Flor del Desierto entregó ejemplares del libro Andrés Guacurarí y Artigas de Machón y Cantero y obsequió al Congreso, un cuadro de 60 x 75 cm., con una pintura del héroe Andresito, realizada sobre la base de un grabado efectuado en 1945 por Lucas Braulio Areco. 

Juan Manuel Sureda entregó el cuadro a la diputada Chieno.

Juan Manuel Sureda entregó el cuadro a la diputada Chieno.

Personalidades: Machón, Larguía, Venturini, Angel Núñez, entre otros.

Personalidades: Machón, Larguía, Venturini, Angel Núñez, entre otros.

De der.a izq. Julio Fernandez Baraibar, Juan González, diputada Chieno, cacique Alejandro Méndez y Juan Manuel Sureda.

De der.a izq. Julio Fernandez Baraibar, Juan González, diputada Chieno, cacique Alejandro Méndez y Juan Manuel Sureda.

 

 

 

Más de setenta años han pasado desde que se iniciaran en Misiones estudios sobre la figura de Andresito. Permanecieron casi sin trascendencia fuera de la provincia en la que nació. Y fuera de la región en la que desempeñó, en el cargo de Comandante General del ejército artigueño de guaraníes misioneros.

 

No lo destaca la historia oficial porteñocéntrica, escrita por Mitre. Es un protagonista casi desconocido de la guerra de la independencia.

 

Porque el relato escolar de esta guerra omite las luchas contra la Corona de Portugal, que desangró los pueblos del litoral. Encabezados por José Gervasio Artigas defendieron el suelo patrio de la invasión portuguesa, que comenzó por la provincia Oriental y después pasó a este lado del río Uruguay.

 

En carta a Tomás Guido el General San Martín desde Cuyo le escribió “ocupémonos de los españoles que de los portugueses en el litoral se va a ocupar Artigas con sus guaranies”.

 

Se ocupó, sin poder superar al enemigo. Como podría resistir, con escasa formación militar, con oficiales que eran simples paisanos en armas, enfrentando tropas veteranas de las guerras napoleónicas, traídas de Europa al comando del general inglés Lord Carr Beresford.

 

Dirigió en combate a unos dos mil guaraníes

Andresito combatió al frente de una división de dos mil guaraníes misioneros. Algunos éxitos en combate tuvo frente a los portugueses en San Borja (1816) en Apóstoles (1817) y en San Nicolás (1819), pero no fue suficiente.

 

Alguna traición como la de la Redota ayudó a hundir en la historia de los anhelos no concretados su lucha por liberar a los misioneros. Así fue que su patria quedó arrasada y él mismo resultó prisionero por años en Río de Janeiro.

 

Sus hermanos guaraníes tuvieron mejor suerte en las campañas de Chile y Perú. En el Regimiento de Granaderos a caballo al mando del compaisano General José Francisco de San Martín y de jefes y oficiales instruidos en Europa, combatieron en cien batallas y al finalizar la campaña algunos regresaron triunfantes, como Miguel Chepoyá a sus pagos, encontrándolos saqueados y a sus parientes fallecidos, exiliados o presos.

 

En ese drama se engarza la figura de Andrés Guacurarí. Nuestro héroe reivindicado en el Congreso por iniciativa de las diputadas nacionales Julia Perié de Misiones y Maria Elena Chieno de Corrientes que promueven un proyecto de ley que coloque en el lugar que merece la figura de Andresito, el combatiente defensor del suelo patrio en la frontera de los ríos Paraná y Uruguay.

 

Desde la Asociación Flor del Desierto participamos y aplaudimos este proyecto que apunta a corregir las omisiones flagrantes de la historia argentina, que a su vez es continuación de proyectos anteriores de las diputadas Araceli Mendez de Ferreyra y Stella Marys Peso, solicitándose en la actualidad el otorgamiento del grado de General “Post Mortem” para Andrés Guacurarí y Artigas, sea declarado Héroe del Bicentenario y se conforme una Comisión binacional para la búsqueda de sus restos con la finalidad de su repatriación, que nosotros solicitamos su destino final sea Candelaria, Misiones.

 

Hemos obtenido a tal efecto también el apoyo de nuestro consocio el General V.G.M. Mario Gabriel Dotto, en visita personal del presidente de Flor del Desierto, Sureda a la Inspectoría General del Ejército, su decidido apoyo al generalato de Andrés Guacurarí y Artigas.

 

Una lucha por la reivindicación desde 1991

La asociación Flor del Desierto viene bregando desde 1991 propiciando el conocimiento de las luchas del héroe misionero y guaraní en toda la región. Han promovido la investigación en Rio de Janeiro del doctor León Pomer y de los profesores Machón y Cantero en tres ocasiones, logrando los últimos avances conocidos en la materia.

 

Lo hicimos distribuyendo en todo Misiones y norte de Corrientes el libro Andrés Guacurarí y Artigas de Machón y Cantero. Ayudamos a concretar la realización del Himno a Andrés Guacurarí a partir de una loable iniciativa del músico Ramón Braulio “Caraicho” Toledo, con la participación musical del Maestro de Banda Abel Pérez y el asesoramiento histórico de nuestra Asociación. Esta es una pieza musical que se ejecuta en la actualidad en varias localidades del País y también en el exterior, donde dimos entusiasta difusión.

 

 

La participación en el Congreso de la Nación

Nuestra participación en el salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación consistió en compartir un panel en el acto de homenaje con Julio Fernández Baraibar, de la secretaría de Cultura de la Nación; Juan González de la CTA, el cacique mbyá Alejandro Méndez y la diputada nacional María Elena Chieno, siendo orador por Flor del Desierto, su presidente Juan Manuel Sureda.

 

Al finalizar el acto llevado a cabo el viernes 25 de noviembre a la tarde, Flor del Desierto entregó ejemplares del libro Andrés Guacurarí y Artigas de Machón y Cantero y obsequió al Congreso de la Nación un cuadro de 60 x 75 cm. Con una pintura de nuestro héroe ejecutada sobre la base de un grabado efectuado en 1945 por Lucas Braulio Areco, con destino al Museo del Congreso de la Nación.

 

El acto que tuvo relieves de mucha emotividad dada la adhesión que motivó un lleno total en el salón de los Pasos Perdidos, finalizó con la participación de músicos de la región, destacándose la misionera María Ofelia, especialmente en una magnífica interpretación de Misionero y Guaraní, del posadeño Alcibíades Alarcón.

 

A instancias de la asociación Flor del Desierto estuvieron presentes en el acto, el profesor Jorge Francisco Machón, el licenciado Angel Nuñez de la UBA; el ingeniero Manuel Vila de la Junta de Estudios Históricos de Parque Patricios; el profesor Sergio Venturini de Rio Grande Do Sul, Brasil, y los socios y directivos de la Asociación, Natalia Doronzoro, Jorge Horacio “Japo” Fleitas, Rubén García, Clara Inés Figueroa, el vicepresidente Alejandro Larguía Avellaneda y el presidente Juan Manuel Sureda.

 

«Con esto se cumple un ciclo que para la provincia y para toda la Región Misionera debe considerarse un verdadero hito social en nuestra historia y de la que fuimos decididamente protagonistas. Andresito llegó a Buenos Aires, compaisanos», expresó Juan Manuel Sureda.

 

Alejandro Larguía y Juan Manuel Sureda



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE