Tragedia del Paraná: Caratularon el hecho como homicidio culposo

En la semana entrante comenzarían las testimoniales por uno de los peores momentos del deporte misionero.

El abogado patrocinante de los familiares de una de las víctimas de la tragedia del Paraná en la que murieron 8 deportistas durante la tradicional competencia de aguas abiertas en 2010, Eduardo Paredes, consideró que “la responsabilidad desde el punto de vista teórico es de la Prefectura, porque es la fuerza de seguridad que autorizó que se realice la competencia sabiendo que el río no estaba en buenas condiciones”.

De todas maneras, aclaró que deben esperar la actuación de la justicia. La misma paso de ser “una tragedia a un homicidio culposo múltiple e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. En el transcurso de la semana entrante comenzarán a prestar declaración testimonial los familiares de las víctimas, según indicaron fuentes judiciales. 

Esto indica que una de las hipótesis es que habría un incumplimiento en sus tareas por parte de la Prefectura Naval Argentina y el resultado culposo de este incumplimiento en las muertes por parte de funcionarios públicos.El abogado expresó que “si me piden que dé mi punto de vista personal, teórico y técnico, la máxima responsabilidad recae sobre la Prefectura, sin lugar a dudas. Como así también no quedan exentos los de la armada paraguaya”.“La Prefectura es quien debe establecer los límites de riesgo admisible en cualquier práctica sobre el río. Que además por competencia ese es el ámbito donde ellos imponen su autoridad y autorizan a que se realicen diferentes actividades”.

Paredes añadió, “la primera vez que hablé con el fiscal que entiende en la causa del lado paraguayo, el fiscal Garay, expresó el mismo punto de vista que tengo yo, él no tenía dudas en la definición del caso, y que las responsabilidades máximas caían sobre las fuerzas de seguridad del agua, por ser las que autorizaron a que se realice la competencia”.  

 

El hecho

El trágico episodio ocurrió el pasado 16 de enero de 2010, cuando se desarrollaba la tradicional competencia de aguas abiertas en el río Paraná. A minutos de iniciarse la competencia, varios nadadores y deportistas fueron llevados de bajo de unas barcazas ancladas en el río Paraná, siendo succionados hacia el fondo. Ante esa circunstancia perdieron la vida los deportistas Luis Saide, Fernando Solé Mases, Víctor Sessa, Sebastián Ruzecki, Nicolás Levequi, Eugenio “León” Seró, Mauro Bacigalupi y Manuel  Leiva.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE