La masonería y el aporte a Posadas: La Sociedad de Beneficencia y los primeros pasos de la Educación

El aporte de los integrantes de la Logia Roque Pérez a la creación de las primeras instituciones posadeñas, de la mano de Leonor Paunero y Clotilde Fernández. La fundación de la escuela Normal, el Colegio Nacional y la Escuela de Artes y Oficios. 

(Segunda Parte)

Continuando con el desarrollo de la interesante relación de cooperación entre los miembros de la Logia Roque Pérez y los inicios de la capital misionera, se destaca el valioso aporte al actual sistema educativo de Juan José Lanusse, masón gobernador del Territorio de las Misiones, su esposa Leonor Paunero y su colaboradora Clotilde Mercedes González de Fernández. Esta última fundadora de la Escuela Normal Mixta, el Colegio Nacional y la Escuela de Artes y Oficios en Posadas.

Según reza el sitio web oficial de la Logia Roque Pérez, mientas fue presidida por el profesor Francisco Fernández, se consideró necesario solicitar también la creación de una Escuela Normal, a la par que una de Artes y Oficios. En la época del gobierno de Lanusse, su esposa Leonor Paunero, consideró que la Sociedad de Beneficencia no debía ser limitada a los familiares de los masones, por lo que gestionó la ampliación con la incorporación de otras socias. Ello ocurrió a principios de siglo, y en 1902 la Logia constituyó una Comisión de Damas, cuya presidencia asumió doña Clotilde González. La misión era ayudar a los niños en edad escolar, labor que se prosigue aún en la actualidad en varios establecimientos escolares.

Clotilde Fernández pronto amplió esa labor organizando una serie de veladas artísticas y literarias en el local de la Logia, que periódicamente congregaban numeroso público. Además organizó una Comisión Popular, bajo su presidencia, para gestionar ante los poderes públicos la creación de nuevos establecimientos, entre ello un Colegio Nacional. Esto pudo concretarse recién en 1917 y fue gracias a la generosidad de los miembros de la Logia y del resto del vecindario que pudo comenzar a funcionar ya que el Gobierno Nacional alegaba que “carecía de partida” para abonar el alquiler del local. Junto a Clotilde, se recuerda a su esposo Raimundo Fernández Ramos, autor de valiosos estudios sobre la historia de Misiones.

A ellos se suman Andrés F. Bianchi, ilustre rector del Colegio Nacional e Intendente Municipal; Agustín Piaggio, quien intervino en la fundación de la Escuela de Comercio, de la Asociación de Maestros y de la Universidad Popular; Enrique J. Cramer, profesor de idiomas y notable esgrimista; y Aurelio Vicario, catedrático durante tres décadas y director de la Escuela Normal.

Los cuatro hombres anteriormente nombrados prestigiaron la cátedra que desempeñaron, al igual que la Logia que presidieron en reiteradas oportunidades. Junto a ellos cabe mencionar a Antonio F. Hermida, Inspector General de la Zona y fundador de la Asociación de Maestros del Alto Uruguay; Andrés Raúl Ayala, rector del Colegio Nacional Manuel Belgrano y primer director de L.T. 17 Radio Provincia; y César Arcadi, director de la Escuela Nacional de Comercio.

A esa nómina se suman León Rochambeau de Naboulet, por su labor en la Biblioteca Pública, al igual que al profesor Juan Justo Olmo, durante varios períodos presidente de la entidad.

Además, el doctor Oberdan Galetti, en su carácter de rector organizador de la Universidad Nacional del Nordeste, instalaría en ésta, la Facultad de Ingeniería Química, integrante en la actualidad de la Universidad de Misiones.

 

Educadora de primera hora

 

Clotilde Fernández es considerada la piedra basal de los primeros años de la educación en Misiones. Fundadora de la la Escuela Normal Mixta, el Colegio Nacional y la Escuela de Artes y Oficios en Posadas (actual Escuela de Educación Técnica Nº1) es una de las mujeres que en la actualidad es reconocida en el ámbito nacional. Junto a su marido Ildefonso Fernández, consiguieron traer de Francia los manuscritos del sabio Aimé Bonpland sobre investigaciones realizadas durante muchos años en América, los que fueron traducidos y donados al Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” de Buenos Aires.

“La Escuela Normal romperá viejos moldes preparando maestros conocedores de las necesidades del territorio, difundirá la enseñanza a todas las clases sociales y atraerá mayor concurrencia de niños a las escuelas primarias…” de: Fundamentos para la creación de la Escuela Normal Mixta en Posadas.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE