Comenzó ayer la semana de prevención del caracol africano

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) inició ayer la primera semana de prevención y control del Caracol Gigante Africano, Achatina fulica, en Puerto Iguazú. El objetivo es eliminar la mayor cantidad de ejemplares de esta especie que sea posible.

 

El ingeniero agrónomo Guillermo Gaudio, referente la dirección de vigilancia de plagas del Senasa, explicó  que realizaron un informe del trabajo que viene realizando Senasa en conjunto con los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia y a su vez capacitaron  a la gente que trabaja en control de vectores para que ayude a los técnicos en la  campaña del caracol. El objetivo es ir casa por casa, en los barrios más afectados retirando la mayor cantidad de caracoles. “La intención es alertar a la gente y no alarmar”, dijo.

En este contexto Gaudio añadió que, si bien el miedo de la gente se da porque este caracol puede transmitir un parásito, hasta ahora todos los análisis que se han hecho no arrojaron resultado positivo, pero esto no implica que los próximos que se encuentren no estén infectados. “Para prevenir cualquier problema vamos a  repartir folletería donde se indica como manipular este caracol en caso de encontrarlo”, declaró a Radio Cataratas.

Además agregó que, “el caracol no busca el contacto con el hombre, simplemente sucede que está en el mismo lugar. Hoy en día el principal defecto es el riesgo que representa para la agricultura porque es una plaga que puede afectar a muchos cultivos”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE