Estiman en 1.700 la cifra de muertos en Japón

Aunque el número oficial de víctimas es 703, el mismo gobierno de Japón supone que llegará a más de un millar. Se avistaron 600 cadáveres en las costas de Sendai y Rikuzentakata.

El poderoso terremoto y el tsunami que golpearon el viernes a Japón podrían haber causado más de 1.700 muertos o desaparecidos, dijo el sábado la agencia
de noticias Kyodo.

 

El sismo de magnitud 8,9 -recategorizado en 9,1 grados- causó un tsunami con olas de hasta 10 metros, que devastaron ciudades y pueblos en la costa noreste del país.

 

Unas 300.000 personas han sido evacuadas y la cifra podría aumentar debido a la extensión de una zona de evacuación en torno a dos plantas nucleares en Fukushima, en el norte del país

 

Según cifras de la policía, los muertos son 637 y los desaparecidos alcanzan los 653, pero el número total
seguramente sea mucho mayor ya que entre 200 y 300 cadáveres eran transportados en la ciudad de Sendai y otros 200 llevados a gimnasios en otras partes de la provincia de Miyagi. Incluso otras fuentes gubernamentales aseguraron que habían contabilizado 703 cuerpos.

 

También se reportó que entre 300 y 400 cadáveres fueron hallados por el ejército en el puerto de Rikuzentakata.

 

El ministro portavoz, Yukio Edano, estimó hoy durante una reunión del comité de emergencia en Tokio que “pensamos que más de mil personas han perdido las vidas” a causa del sismo, el “mayor desde la era Meiji” a finales del siglo XIX, desde que se registran datos.

 

El primer ministro, Naoto Kan, informó que 50.000 militares se dedicarán a las labores de rescate en las provincias afectadas del noreste de Japón. Unos 190 aviones y 25 barcos ya han sido desplegados para las tareas de búsqueda, en las que EEUU colaborará con sus barcos para el transporte de efectivos de las Fuerzas de Auto Defensa.

 

Hay al menos 3.400 edificios destruidos por el sismo, que además causó unos 200 incendios.

 

En la provincia oriental de Iwate, algunas ciudades fueron prácticamente barridas del mapa por el tsunami provocado por el sismo, con olas de hasta diez metros de altura. Más de 5,5 millones de viviendas japonesas se quedaron sin electricidad tras el temblor y otro millón de hogares no tienen agua.

 

El Gobierno ha pedido a la población que reduzca el gasto de electricidad, pues el suministro podría verse amenazado en ciudades como Tokio debido a que algunos generadores quedaron dañados.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE