La noche fue un carnaval en la Costanera

El cierre de los carnavales provinciales tuvo su gran noche en Posadas. Ritmo, color, belleza y alegría en un fin de semana para recordar con miles de turistas.

Después de muchos años volvieron los feriados de carnaval a la Argentina, y Posadas al igual que el resto del país se vistió de fiesta para colmar de brillo a un lunes atípico.

El cuarto tramo de la avenida Costanera recibió a las comparsas de San Ignacio, Concepción de la Sierra, San Javier, y las ganadoras de la ciudad capital para la gran final.

Miles de personas de toda la Provincia colmaron la vera del río Paraná. Ya desde la tarde comenzaron a escucharse los primeros ritmos y con la luna en alto arrancó el espectáculo que congregó a chicos y grandes. El sambódromo montado en el tramo final de la avenida Jorge Kemerer estuvo custodiado por 200 efectivos policiales. La fiesta estuvo concentrada entre la continuación de la calle Bolívar y la ex Estación de Trenes.

 

Ritmo, color, danza, brillo, alegría, coreografías, la frescura y la belleza que estuvieron desplazadas en cada desfile, fueron el común denominador de la noche.

 Los turistas que llegaron por el fin de semana largo tampoco se perdieron el espectáculo. Los operadores turísticos coincidieron en que el litoral fue la vedette de estas mini vacaciones y los hoteles, tanto de Posadas como de Iguazú y otras localidades del interior, estuvieron colmados. El comercio también se vio beneficiado y en Posadas los socios de la Cámara de Comercio abrieron sus puertas para atender al aluvión de turistas.

En la Costanera el desfile empezó pasadas las 21. Cada comparsa era recibida con aplausos y gritos de un público que no dejó de bailar y acompañó cada ritmo. “La Samba Nos Llama”, del barrio Villa Blosset de Posadas, “Maringá” de Concepción de la Sierra, “Imperial” de San Javier, “Comparsa Imperio” de Posadas y “Sapucay”, ganadora de San Ignacio, fueron las encargadas de ofrecer el espectáculo.

Es la primera vez que Posadas cuenta con un carnaval de estas características y los organizadores coinciden en que superó las expectativas de concurrencia y puesta en escena por el trabajo previo y las ganas de recuperar una costumbre perdida.

 El glamour tampoco estuvo ausente. Pancho Dotto y parte de su staff se llevaron los flashes y las miradas de la fiesta.

Para ellos, Cecilia “Chechu” Bonelli, la andresiteña Julia Rodhen, Lucía Pedraza y la actriz Luz Cipriota. Para ellos, José Meolans, destacado nadador y campeón olímpico.

Los encargados de cerrar el evento en el escenario fueron Los Caligaris, una banda cordobesa que además de un alegre repertorio basado en ritmos como el ska, cumbia, cuarteto y reggae, se caracterizó por brindar un espectáculo integral de música y circo. 

Con más de siete discos editados, la banda compuesta por once integrantes incluye trompeta, percusión, batería, coros, bajo, guitarra, trombón, saxo, teclados, acordeón y otros accesorios percutivos, conformando una verdadera banda de amigos y músicos. Su hit “Nadie es perfecto” les significó la apertura al mundo masivo de la música, lo que les valió además la participación en diversos festivales y programas reconocidos de televisión.

 

Alegría nacional

El ministro de Turismo, Enrique Meyer, consideró el éxito de este primer feriado histórico y señaló que una de las causas es “la previsibilidad que tienen empresarios y turistas”. Anticipó que el próximo fin de semana largo “va ocurrir lo mismo”.

Con un relevamiento en las provincias mesopotámicas, del centro del país y la costa atlántica entre empresarios del sector, Meyer dijo que con la medida del Gobierno Nacional “la previsibilidad tendrá tres años” y que beneficia especialmente a “las economías regionales”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE