comScore

Avanza la construcción de una fábrica de pellets en Iguazú

Se financia desde principio de año un proyecto con el objetivo de producir pellets de madera en la Zona Franca de Puerto Iguazú. El pellet se fabrica prensando residuos de madera y se fabrica usando residuos o subproductos producidos por los aserraderos y los procesos de segunda transformación de la madera. Las materias primas más comunes para su producción son la viruta, el aserrín y las astillas.

El pellet de madera es utilizado para generar un biocombustible conocido desde los años 80 en los países nórdicos y en Estados Unidos, en donde existen grandes extensiones forestales. Además, en la actualidad es un combustible muy demandado por los países del primer mundo.

 

Las autoridades de la la Zona Franca de Pto Iguazú trabajaron en la posibilidad de instalar la fábrica de pellet debido a que conocen los beneficios del emprendimiento, teniendo en cuenta que el pellet es un biocombustible que se utiliza fundamentalmente en la Unión Europea y en los países nórdicos.

 

A partir de la fusión de los pellets se produce un biocombustible, compuesto por viruta, aserrín y de otros derivados de la industria maderera. Generalmente la materia prima para pellets se tira o se quema, produciendo problemas ambientales para la población, como así también contaminan la capa freática de la tierra.

 

En Argentina, a diferencia de otros países más integrados industrialmente, gran parte de los residuos generados por la actividad forestoindustrial no tienen uso económico. Existen numerosas regiones que concentran aserraderos PyMEs con baja o media escala de producción, que generan residuos sin una alternativa de uso económicamente viable y, por otro lado, están alejados de las grandes empresas demandantes de residuos -celulosa, tableros y otros-.

 

Con esta iniciativa, se intenta nuclear a mano de obra desocupada y resolver el conflicto ambiental que originan los aserraderos y carpinterías de la Provincia de Misiones”..

 

Uno de los motivos más importantes por el que fue elegida a la ciudad de Puerto Iguazú para la instalación de la fábrica de pellet se debe a que en la zona existen muchas carpinterías y aserraderos, que ocasionaban una serie de problemas debido a que los residuos de la industria de la madera no tenían un lugar específico para ser volcados.

 

Según fuentes consultadas por  el predio destinado a la construcción es en la Zona Franca Mayorista ; generará muchos puestos laborales, y una vez en funcionamiento se manejará con carreros que transportarán las virutas y resto de madera desde los aserraderos y carpinterías a la planta.

 

Un factor interesante para el mercado nacional e internacional es que los pellets producen biomasa y biocombustibles, los que generan una alternativa diferente en momentos de mucha demanda global y, además, tienen una rápida colocación en el mercado.

 

Por otro lado, en el contexto internacional se los conoce como “commodities” y se los coloca en la Unión Europea, al igual que muchas otras producciones primarias de Argentina. (Radio Cataratas)

 

-