Argentina superó 3 a 0 a Rumania y se clasificó para los cuartos de final

Todavía sin Juan Martín Del Potro, y con Nalbandian disminuido, el equipo de «Tito» Vázquez ganó el dobles por 6-2, 7-6 y 6-1, con una muy buena actuación de Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank. Ahora, República Checa o Kazajstán.

Argentina superó todos los obstáculos, liquidó la serie ante Rumania con un día de anticipación y por décimo año consecutivo se metió en los cuartos de final de la Copa Davis, ese sueño tan esquivo para el tenis nacional.

El punto decisivo llegó de la mano del dobles, a cargo de Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank, quienes se impusieron sin mayores dificultades ante el peligroso binomio formado por Victor Hanescu y Horia Tecau por 6-2, 7-6(8) y 6-1 en 129 minutos de juego.

La pareja que mandó a la cancha el capitán Modesto Vázquez dio la cara desde el comienzo y se llevó el primer parcial gracias a los quiebres consecutivos en el sexto y octavo juego. Luego de un inicio parejo, Chela y Schwank entraron en sintonía rápidamente y golpearon en los momentos justos ante un disminuido Hanescu y un Tecau lejos del nivel habitual que suele mostrar en el circuito de dobles, donde ocupa el puesto 16 del ránking.

En el comienzo del segundo parcial, todo parecía indicar que se iba a confirmar la tendencia, pero los argentinos desperdiciaron algunas situaciones de break y se vieron sorprendidos cuando los visitantes se adelantaron 3-2 tras romper el servicio de Schwank, hasta ese momento el líder de la pareja albiceleste.

Los argentinos reaccionaron rápidamente, quebraron el saque de Tecau e igualaron el marcador. Una vez más los rumanos se pusieron al frente al quedarse con el servicio del roldanense y la posibilidad de sacar para el set. Pero otra vez falló Tecau y, sin más sobresaltos, la definición se estiró al tie break.

Allí «El Gordo» y «El Flaco» dominaron a voluntad. Tanto que se dieron el lujo de desperdiciar cuatro sets points. Tras un poco de sufrimiento, sellaron un 10-8 para quedar a tan sólo un set del pase a cuartos de final.

El tercer y último set fue un verdadero trámite. Los visitantes tiraron la toalla definitivamente y se entregaron a la contundencia de Chela y Schwank, quienes en sintonía con la ilusión de la Argentina en la Copa Davis, anuncian una sólida pareja para concretar el objetivo mayor. Aunque para eso todavía queda un largo camino por recorrer.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE