Menocchio también fue investigado por el secuestro de una empresaria paraguaya en 2003

Hace pocos días se confirmó en Paraguay el hallazgo de los restos óseos de una empresaria gastronómica secuestrada en 2003. Se supo también que por el hecho fue investigado el misionero Raúl Menocchio, “El Gusano”, quien hoy se encuentra detenido por el doble crimen de Castelli. Tendría vínculo con el caso Schaerer.

Lo impactante del caso paraguayo es el involucramiento en el secuestro y posterior desaparición de la empresaria de hombres como Horacio Barczuk, Gustavo Javier Maidana, Cristian Carro Córdoba y Rodolfo Lorhman, integrantes de la denominada “Banda de las Triple Frontera”, que también fue señalada como la autora del rapto de Cristian Schaerer, ocurrido tan sólo un mes después y cuyo destino nunca pudo saberse. El caso Gilda Gilda Estela Vargas, empresaria gastronómica paraguaya, fue secuestrada el 28 de agosto de 2003. Las investigaciones determinaron que pasó por varios lugares de cautiverio hasta que se perdió definitivamente su rastro, temiéndose el peor de los finales a raíz del tiempo transcurrido. Durante las distintas negociaciones entre sus familiares y los captores por su liberación llegaron a pagarse un total de 80.000 dólares, aunque los plagiadores nunca cumplieron su palabra. Sin conocerse el paradero de la empresaria, se implicó y procesó a dos personas, un ex guardia de seguridad que fue asesinado en noviembre de 2005 pocos meses antes del inicio del juicio, y un ex jardinero llamado Pablo Duarte Vera, que finalmente fue el único condenado y estuvo seis años preso.

Sin embargo, por el hecho las sospechas más grandes se posaron sobre la denominada “Banda de la Triple Frontera”. Varios de sus integrantes fueron investigados y algunos condenados por el secuestro del estudiante correntino Cristian Schaerer, ocurrido el 21 de septiembre de 2003, un mes después del de la empresaria paraguaya. Entre estos nombres sonaban con fuerza Horacio Barczuk, Gustavo Javier Maidana, Cristhian Carro Córdoba, y el líder Rodolfo “El Ruso” Lorhmann. Cuando se creía el caso completamente cerrado, a finales de febrero último un procedimiento realizado en el patio de una vivienda de la ciudad de San Antonio arrojó resultados positivos en el hallazgo de restos óseos enterrados de manera clandestina. Los estudios forenses posteriores permitieron determinar que siete años después del secuestro fue encontrado el cuerpo de la empresaria, novedad que permitiría reabrir el proceso judicial y buscar nuevas y mayores condenas. Menocchio también fue investigado Además de las similitudes temporales con el caso Schaerer, y el posible involucramiento de los mismos secuestradores, fuerte impacto causó en esta zona la noticia llegada desde el vecino país de que Raúl Menocchio también fue investigado por el hecho.

 

Según informó La Nación de Paraguay, “El Gusano” estuvo en el ojo de la investigación del secuestro de Gilda Estela Vargas, dato brindado por uniformados que estuvieron a cargo del caso. Según los datos de los investigadores, las sospechas sobre Menocchio surgieron cuando los dos vehículos de los secuestradores —una camioneta Toyota Hilux verde y otra bordó— fueron vistos ingresando en la propiedad de la ex mujer del “Gusano” en San Antonio. En esa vivienda, Gilda Estela estuvo los primeros días de su cautiverio, según los informes policiales, y presuntamente en ese lugar también ingresaron los presuntos integrantes de la “Banda de las Tres Fronteras”, integrada por los argentinos Horacio Barczuk, Gustavo Javier Maidana, Cristhian Carro Córdoba, y el líder Rodolfo Lorhmann. Agrega el diario paraguayo que los investigadores determinaron que Menocchio supuestamente fue socio comercial de un allegado a la víctima en una compañía de cable en Clorinda. Además, se vincula a Menocchio por su cercana relación con Horacio Barczuk, quien fue su guardaespaldas durante algún tiempo. Todos los casos en los que se implica a “El Gusano” Raúl Menocchio se encuentra detenido desde el 25 de enero por el doble crimen de Manuel Roseo y Nélida Bartolomé, ocurrido el 13 de ese mismo mes en la localidad de Castelli. Pero son varios los casos por los que se encuentra imputado en algunos y vinculado o mencionado en otros: Rotharmel El 19 de noviembre de 2002 fue asesinado a balazos el empresario forestal misionero Juan Rotharmel.

 

En un principio la investigación mencionó a Menocchio por haber tenido cruces comerciales con la víctima, referidos a transacciones por un campo que nunca se concretaron. Recientemente trascendió la posibilidad de que el Gusano sea citado por el crimen, aunque esto fue posteriormente descartado. Maciel y Méndez En 2004 ocurrió un conmocionante doble homicidio en Paraguay. Las víctimas fueron el empresario formoseño Eduardo Fidel Maciel y su novia Graciela Méndez. La pareja fue encontrada en septiembre de ese año en tambores sellados. Por el caso, Menocchio estuvo detenido pero logró fugarse de sede judicial sin llegar a ser juzgado. Nozzi El productor televisivo Claudio Javier Nozzi fue asesinado entre el 5 y el 7 de marzo de 2005, cuando navegaba en su yate en aguas del río Paraná, frente a costas correntinas. Su cuerpo fue encontrado luego en el agua, atado a un contrapeso para que no saliera a flote y se necesitaron largos estudios hasta que se pudo determinar que era efectivamente el cadáver de Nozzi. Por el hecho fue detenido al poco tiempo un secretario del productor, de apellido Jara, y se reveló luego que se trataba nada menos que de una identidad falsa, tras la que se ocultaba Raúl Menocchio. Por este crimen, el Gusano estuvo detenido en Corrientes hasta mayo de 2009, cuando fue liberado bajo caución. En pocos días se espera que se inicie el juicio por el caso. Roseo y Bartolomé Es el más reciente de los casos y ocurrió en el Chaco. Como en los hechos anteriores, se entremezclan posibles móviles económicos. El 13 de enero de este año fueron asesinados en Castelli Manuel Roseo, el mayor terrateniente de esta provincia, y su cuñada Nélida Bartolomé. Doce días después Menocchio fue detenido en un hotel de Corrientes, señalado como el autor “material e intelectual” del brutal hecho. Se encuentra con prisión preventiva, alojado en la alcaidía de Sáenz Peña.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE