Los Tipitos encantaron con sus canciones, buena onda y humildad

Además de sus canciones, se comunican con el público con gestos, mímica y despliegue en el escenario.

Además de sus canciones, se comunican con el público con gestos, mímica y despliegue en el escenario.

En el marco del auditorio colmado de público de todas las edades, Los Tipitos anoche encantaron con sus canciones, buena onda y humildad, en el recital que ofrecieron durante una hora en el Casino Club de Posadas. El comienzo de la banda que se inició en la década de los 80 fue puntual, minutitos después de las 22, y durante una hora tocaron los temas más conocidos y además presentaron los del nuevo material que salió a la venta y puede bajarse también por internet. Así se escuchó Brujería, Silencio, Reírnos del amor (el nuevo más famoso), Algo, Campanas en la noche, Flor negra, entre otros, y finalizaron con “Los Patitos”, un tema que no les pertenece, pero en el cual algunos de los integrantes que son mimos expresaron lo suyo.

Los temas más aplaudidos, tanto por jóvenes como otros más mayores fueron Silencio, Brujería, Reirnos del amor, entre otros. Pero en general el show gustó de punta a punta, la banda suena muy bien, la música tiene ritmos para moverse y las canciones son pegadizas.

 

El grupo de rock está integrado por Raúl Ruffino (guitarra y voz), Federico Bugallo (bajo y coros), Walter Piancioli (teclados y voz) y Pablo Tevez (batería y coros). Se formó en 1994 en la ciudad de Mar del Plata. Comenzaron tocando en pub’s de esa ciudad y la respuesta del público fue inmediata.

En 1996 decidieron emigrar a Capital Federal ya que entre recitales y grabaciones se hacían largos los viajes. Un invierno antes, León Gieco los había escuchado y los invitó a grabar y producirlos bajo su sello Cañada Discos (distribuido por EMI Odeón). Durante 1997 realizaron giras de presentación ya que en ese año se editó el primer álbum de la banda: “Los Tipitos”.

 “El club de los martes” es su sexto trabajo de estudio, editado en abril de 2010.

Según cuenta Federico en el sitio oficial del grupo, tal vez todo haya comenzado a fines de los ochenta, cuando Raúl vino del Chaco y se conocieron en una empresa donde trabajaban. “Éramos dos pibes comunes que lo único que nos interesaba era tocar”, dijo.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE