Comenzó el inventariado de las piezas encontradas en Cuesta Brava

Se trata del hallazgo arqueológico guaranítico de santa ana que se presume sería de la etapa previa a la llegada de los Jesuitas. Especialistas confirman que se llegará a un total aproximado de 450 fragmentos. En lo encontrado predomina la cerámica donde preliminarmente se observa un trabajo delicado de técnicas de engobe y unguiculado, además de elementos de piedra. 

 

Ayer comenzó el proceso de limpieza para el posterior inventariado de las piezas de cerámica guaraní y elementos de piedra hallados en un predio cercano al puerto de Santa Ana el domingo pasado.  Los elementos que se presumen serían de la etapa previa a la llegada de los Jesuitas a la región serían cerca de 450 según adelantó la arqueóloga María Alejandra Schmitz, profesional integrante del Programa Misiones Jesuíticas, a cargo de las investigaciones. El sitio en cuestión donde se encontraron las piezas se denomina Cuesta Brava y ya cuenta con custodia a los efectos de ser preservado. Se estima que mañana se reuniría el Concejo Deliberante de Santa Ana con el inventario de las piezas, el proyecto de ordenanza y croquis, con el objetivo de elaborar la norma para resguardar el sitio arqueológico. Lo que vendrá después será el proyecto de ley provincial que se elevará a la Legislatura para establecer las medidas que fija para estos casos la ley de Patrimonio Cultural misionera.

 

 

Datos preliminares

 

Schmitz junto al equipo de técnicos ceramistas de Santa Ana pudieron conjeturar varias hipótesis respecto al material encontrado y según ellos, la calidad de manufactura de la cerámica, el detalle de los unguiculados como las técnicas de engobe hacen suponer que se trataba de artesanos natos y verdaderos expertos.

Respecto a la clasificación que se está realizando se divide en una primer etapa en dos, dejando de un lado las piezas de cerámica y por otro el material lítico. Así se vuelve a clasificar dentro de los cerámicos los que tienen la superficie lisa o con algún tipo de tratamiento y dentro de los líticos, los que son tallados o pulidos.

Los elementos líticos encontrados en Cuesta Brava son de basalto o cuarcita (materia prima local) entre los que se destacan núcloes, los percutores pulidos, lascas y puntas de flecha.

El examen que permitirá saber el tiempo al que pertenecieron estos elementos es el que se realiza por temoluminicencia, que es un análisis que se utiliza para fechar los materiales inorgánicos principalmente la cerámica.

“Hasta ahora el tipo de material que predomina es la cerámica y estamos sorprendidos por la calidad de la manufactura. En las primeras conclusiones sobre la calidad de la cerámica se puede expresar que se trataría un material muy delicado con distintos tratamientos de la superficie ya sean lisas, con engobe o unguiculadas.  Además el material lítico que está realizado por una materia prima local que es la cuarcita, así  que a medida que vayamos trabajando ya vamos a ir teniendo una clasificación más detallada de los elementos”, explicó Schmitz.

 

 

Podrían haber otros sitios similares

 

El ahora denominado sitio arqueológico Cuesta Brava, abrió el interrogante sobre la posibilidad de que en la provincia haya otros lugares de similares características y la respuesta no se hizo esperar dado que según la arqueóloga María Alejandra Schmitz “Misiones tiene gran potencial arqueológico”. Según la especialista, varios autores dan cuenta de que hubo asentamientos aborígenes en las costas de los ríos Paraná y Uruguay como a la vera de los arroyos.

Lo que posibilitó el rescate realizado hasta el momento en Santa Ana es la altura del terreno (unos 117 metros sobre el nivel del mar) pero aún resta explorar el resto de las márgenes de los ríos antes mencionados, sitios que podrían seguir sorprendiendo a arqueólogos e investigadores.

“La investigación debe hacerse con difusión hacia la comunidad para que los pueblos conozcan su historia y ayuden a preservarla”, dijo Schmitz.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE