Caso Kachuk: cómplice admitió que participó del homicidio

Maximiliano Acevedo, el joven de 19 años, segundo detenido y presunto coautor del crimen de Guido Kachuk, declaró ante el Juzgado de Instrucción Dos. El juez César Yaya indicó que, tanto Maximiliano como Enrique Ríos, sindicado como autor material del crimen, podrían ser condenados a penas de ocho a 25 años de prisión, de acuerdo a la figura con la que podrían ser juzgados. «Él lo vio como una travesura, no sabía que iban a matar al chico», dijo el abogado de Maximiliano.

Después de su declaración de aproximadamente dos horas, su abogado defensor, Sebastián Noguera, señaló que el joven ratificó al Juez que él estuvo presente al momento del hecho, pero que no tenía conocimiento de que su amigo, Enrique Ríos, portaba un arma.

«Él está tranquilo, contó la verdad, él más que nada lo vio como una travesura, que le iban a quitar el celular a una persona, pero no quiso participar de un homicidio. Pensaba que lo iban a golpear, y se vio sorprendido con la actitud de su amigo. Cuando le disparó a Guido se asustó y salió corriendo. Imagínense que alguien que arriesga su integridad física y su libertad por un celular tiene que ser un estúpido, él no sabía».

El joven sigue incomunicado, está alojado en la Brigada, y el abogado adelantó que pedirá un careo para ver «quién miente».

Por su parte, el juez César Yaya ayer avanzó en la investigación sobre una posible mala praxis en el hospital Madariaga, donde fue llevado Guido después de recibir el disparo y no habría recibido la atención correspondiente.

«Sabemos bien qué pasó y tenemos que sumar el informe de la Junta Médica sobre las circunstancias de la muerte del chico de 17», dijo Yaya a los medios. El padre de Guido había señalado que los médicos demoraron en determinar el estado de su hijo y que le dijeron que estaba drogado o borracho, en lugar de revisar su cuerpo, lo que le pudo haber salvado la vida.

Yaya secuestró la historia clínica y el libro de guardia entre las primeras medidas de la causa. Investiga el trato que recibió Guido en al ser llevado al Madariaga por su propio padre a las 3 del martes 22 de la semana pasada. Un día después fue detenido Enrique Ríos en su vivienda, donde después se halló el arma homicida, que no se descarta haya sido utilizado en otros hechos similares.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE