Llueven las críticas al accionar vandálico que destrozó Emsa

La vicegobernadora Sandra Giménez repudió el accionar de los gremialistas y negó que se haya dirimido una interna de la Renovación. El diputado Alberto Álvarez dijo que los que irrumpieron en la empresa eléctrica no representan al oficialismo.

L

os principales representantes de la Renovación salieron a repudiar los actos vandálicos que provocaron los gremialistas de Luz y Fuerza en Emsa para forzar la salida de su presidente, Héctor López Ricci con agresiones, destrozos y hasta disparos de armas de fuego.

La vicegobernadora Sandra Giménez, quien encabezó las gestiones para destrabar el conflicto de los empleados de Luz y Fuerza que reclamaban la renuncia de López Ricci, “pidió preservar la paz social ya que aún el problema no fue solucionado de fondo”.

De hecho ayer empleados que apoyan al renunciante López Ricci, cortaron nuevamente la calle Entre Ríos.

“El conflicto todavía está presente, pero hay que entender que con estos ejemplos no nos podemos quejar de la violencia entre los jóvenes”, dijo.

La mandataria, instó a efectuar los reclamos “en los ámbitos que corresponden y aceptar la decisión de las mayorías”. Finalmente, fue tajante al negar que se trate de una interna renovadora.

Por la tarde, el diputado Alberto Álvarez, manifestó que los actos vandálicos en Emsa a cargo de los empleados de Luz y Fuerza “no son la Renovación. La dirigencia renovadora repudia estos actos violentos y respalda a la nueva conducción”.

Álvarez, negó que la crisis en Emsa haya sido una muestra de diferencias entre Rovira Y Closs.

“El presidente de Cámara siempre nos dice que el Gobierno de Closs debe ser mejor que el mío”, enfatizó Álvarez, quien aseguró que será la Justicia la que determine qué responsabilidad le cabe a Julio Héctor “Cachilo” Rodríguez, el dirigente gremial que encabezó la toma de la empresa e instó a los empleados a las agresiones.

El juez de instrucción Fernando Verón, aseguró que  personal de Criminalística de la Policía constató la existencia de  proyectiles de armas de fuego y marcas de disparos en una pared, aunque hasta ahora corroboraron que hubo un disparo. “Hay una destrucción del 95 por ciento en la oficina que fuera  de López Ricci, y la mayoría de los daños fueron producidos cuando empleados del ex presidente se encontraban en el lugar y fueron interceptados por trabajadores”.

Desde la oposición, en tanto, se repudiaron los hechos, pero además pidieron que se den explicaciones en la Legislatura.

El diputado Héctor “Cacho” Bárbaro reclamó que el ministro de Gobierno, Jorge Franco, en la sesión del 5 de agosto para que presente un informe.

 “Como lo establece el artículo 125 de la Constitución Provincial, los ministros deben asistir a las sesiones de Cámara de Representantes cuando fueren llamados por ella a suministrar informes. La petición obedece a la inquietud que como ciudadanos comunes tenemos de querer conocer a ciencia cierta quién o quiénes van a hacerse cargo de los daños y perjuicios causados al patrimonio del Estado Provincial”, recalcó el legislador del Partido Agrario y Social (PAYS).

 A su vez, reclamó que es vital conocer detalladamente el accionar de la Policía de Misiones ante la toma de esta empresa por miembros del sindicato Luz y Fuerza, ya que lo difundido en los distintos medios de comunicación los responsabiliza de no haber intervenido correctamente para proteger a los ciudadanos que allí trabajan y los bienes del Estado”, finalizó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE