Una joven arrojó agua caliente a su compañera de colegio

Ocurrió a la salida de una clase de educación física que se desarrollaba en la Escuela Normal 1, de la localidad de Leandro N. Alem. La agresora fue identificada.

Un nuevo hecho de violencia juvenil se registró a la salida de un colegio misionero. Una adolescente le arrojó agua caliente a su compañera, la cual está internada en delicado estado.
El hecho ocurrió alrededor de las 9:30, a la salida de la Escuela Normal 1, ubicada en la intersección de las calles Brasil y América,  de la localidad de Leandro N. Alem.
Del lugar, se retiraba un grupo de alumnos que finalizaron su clase de educación física. Momento en que se desató una discusión entre dos alumnas de 16 años.
Una de las jóvenes increpó a la otra con golpes y luego le arrojó agua caliente que tenía en un termo.
En horas del mediodía, Antonio Waldemar Da Rosa, padre de la lesionada, se acercó a la comisaría de Leandro N. Alem donde denunció que la adolescente fue agredida por otra estudiante  a la salida del establecimiento.
La menor fue trasladada al Hospital Samic de esa localidad, donde fue examinada por el médico, quien dictaminó que presenta quemaduras en el cuello, en hombro izquierdo, antebrazo derecho, quemadura tipo A en ante brazo izquierdo, herida contuso cortante en labio inferior. Según informaron fuentes policiales la jovencontinúa internada y las lesiones le demandarían unos 20 días de curación.
Efectivos policiales realizaron las averiguaciones tendientes para establecer lo ocurrido, logrando identificar a la agresora e informando de lo ocurrido al juez correccional y de menores de Posadas, quien continuará con la investigación del hecho.

Incremento de violencia
En los últimos meses se observó un importante incremento  en la violencia entre los jóvenes, tema que preocupa a los responsables de esta franja etárea.
A fines de mayo, en la misma localidad, una joven de quince años quedó internada luego de que sus compañeros realizaran el tradicional “bautismo” por sus quince años y le arrojaran cuatro litros de pintura sintética.
Las estadísticas policiales revelan que alrededor de cien jóvenes fueron lesionados en enfrentamientos a la salida de los boliches, colegios o en la vía pública.
En estos enfrentamientos, 30 de los lesionados fueron mujeres y casi todas fueron agredidas por otras jóvenes.
Sin embargo, hay muchos casos de violencia en la que los familiares no realizan las denuncias. Y otros que terminaron con la vida de menores de edad en lo que va del año.
En tanto, el dato más impactante es que en los primeros seis meses de este año, más de 170 jóvenes fueron víctimas de lesiones en el seno familiar. Lo cual deja entrever que la educación de los menores es lo que llevará a desarrollar en un futuro las actitudes y reacciones violentas hacia lo que los rodean.
Estos hechos de violencia juvenil que derivan en manos de la justicia, llevan a que los jueces busquen medidas para modificar las futuras actitudes, pero comenzando con un diálogo con los menores y sus padres para poder encontrar una solución.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE