Ministros de Iberoamérica promueven inclusión social con integración entre salud y educación

Concluyó la reunión de autoridades sanitarias en Buenos Aires. En la declaración final difundida tras dos días de debates, se comprometieron a potenciar el rol rector del Estado. También resolvieron formular políticas conjuntas entre ambas áreas y fortalecer la formación de recursos humanos. “Los problemas de nuestros países son comunes y las respuestas también deben serlo”, dijo el argentino Juan Manzur.

 

La integración entre salud y educación es fundamental para lograr la reducción de las brechas e inequidades sociales existentes en Iberoamérica, señalaron hoy los responsables de las carteras sanitarias de esa comunidad en una declaración consensuada tras dos días de deliberaciones en Buenos Aires.

 

Los participantes de la XII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Salud se comprometieron a “potenciar el rol rector del Estado y de la participación ciudadana, promoviendo y garantizando una estrecha coordinación y trabajo conjunto entre los ministerios de Salud, los de Educación, las universidades e instituciones formadoras”.

 

“Los problemas de nuestros países son comunes, nuestra gente tiene las mismas enfermedades y preocupaciones. En salud no hay fronteras y las respuestas a estas situaciones también tienen que ser coordinadas”, consideró el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, luego del acto de clausura del encuentro, que se realizó en el Hotel Sheraton.

 

En la Declaración de Buenos Aires, que fue suscrita por ministros y autoridades sanitarias de once países latinoamericanos, España y Portugal, también figura el compromiso a “generar, definir y promover políticas intersectoriales para actuar sobre los determinantes sociales de la salud con criterios de integralidad, equidad, integración, solidaridad y reducción de las brechas e inequidades”.

 

Además, el documento habla de “fortalecer la formación de los recursos humanos necesarios para el desempeño de los sistemas de salud basados en la atención primaria, de manera de alcanzar la necesaria cobertura universal, disminuyendo de esta forma las brechas sociales existentes y logrando la justicia social en salud”.

 

Los ministros de Salud resolvieron poner las conclusiones de la reunión que mantuvieron en Buenos Aires a consideración de las jefas y jefes de Estado y de Gobierno que se reunirán en la XX Cumbre Iberoamericana, prevista para noviembre próximo en la ciudad de Mar del Plata.

 

Entre los participantes, se destacó la presencia de la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses, quien explicó que “los ministros se han concentrado en relevar la importancia que tiene la relación entre salud y educación, además de pedirle a los presidentes el auspicio a reuniones interministeriales y al desarrollo de instrumentos que faciliten la incorporación de contenidos de salud en los ámbitos formales e informales de la educación primaria, secundaria y terciaria”.

 

“Los países presentaron sus experiencias en el campo educativo de los contenidos de salud, el trabajo que vienen desarrollando con los agentes promotores de la salud e iniciativas como la red de escuelas promotoras de la salud, que busca incorporar en los ámbitos escolares, tanto primarios como secundarios, los contenidos de salud, la salud en los docentes, la relación con los padres de familias, el ambiente físico en las escuelas y el desarrollo de hábitos para la vida y conductas saludables”, agregó.

 

Una de las naciones que durante la Conferencia Iberoamericana dieron a conocer sus experiencias de articulación entre salud y educación fue Cuba, cuyo viceministro de Salud, Roberto González, expresó que en ese país “se ha logrado una unidad de dos sectores que son esencia para el desarrollo”

 

“En ambos hay resultados y dificultades, hemos logrado cosas y estamos tratando de lograr otras. Pero no cabe duda que los indicadores sociales de Cuba tienen mucho que ver con el desarrollo de la atención primaria de la salud y de la educación de nuestro pueblo”, remarcó.

 

En las dos jornadas de debates también participaron los ministros de Salud de Uruguay, Daniel Olesker; Paraguay, Esperanza Martínez; Portugal, Ana Jorge; Bolivia, Nila Heredia; Venezuela, Eugenia Sader; Perú, Oscar Ugarte Ubilluz, y México, José Córdova Villalobos, además de representantes de Brasil, Chile, Ecuador, España, la Secretaría General Iberoamericana y el Organismo Andino de Salud.

 

Fuente: La Nación

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE