Fotografiaron la formación de los tornados de ayer en Posadas

El meteorólogo Favo Cabello explicó cómo se formó el tornado que finalmente culminó con un fuerte temporal de lluvia, viento y granizo en varias localidades de la provincia otra vez, causando cuantiosos daños pero sin víctimas personales.

El frente de tormenta ingresó por el sur misionero minutos antes de las 6 de la mañana, pero recién se intensificó a partir de la 6:05 cuando un tornado (de baja categoría 1/2 esc. Fuyita) hizo sentir la fuerza de los vientos que alcanzaron los 125 km por hora alrededor de las 6,15hs en el aeropuerto local.

El tornado fue registrado por él meteorólogo y por otro observador de la Estación Posadas del Servicio Meteorológico Nacional. “Observamos cuatro ejes giratorios que se veían hacia el oeste, el más grande estaba bien al oeste de Posadas, los otros tres más pequeños, uno hacia el noroeste y los otros dos hacia el suroeste. Dos de estos vórtices se vieron avanzar hacia el sur de la ciudad donde horas después nos enteramos que afectaron el barrio Belén y otros ubicados en ese sector”.

El tornado fue registrado a partir de las 6:,05 y hasta las 6:15 y se suma a un fenómeno similar registrado el 24 de octubre pasado alrededor de las 8, en esa oportunidad las ráfagas alcanzaron los 100 km por hora, también observado por los meteorólogos locales y reportado oficialmente por el Servicio Meteorológico Nacional.

” No me cabe ninguna duda que es el “fenómeno de El Niño que está en pleno desarrollo, el causante de potenciar estos fenómenos sobre nuestra región. Precisamente hace unos días recibí el informe mensual sobre cómo está evolucionando El Niño, por parte del Centro Nacional de Predicciones Ambientales de Estados Unidos, en el cual se expresa que las aguas del Pacífico Ecuatorial siguen evidenciando un calentamiento anómalo de más de 1,5º.

“Esto lo posiciona al Niño en una categoría de Moderado mientras que la mayoría de los pronósticos a largo plazo estiman que el fenómeno perdurará hasta por lo menos el otoño. Si esto es así entonces debemos pensar en seguir experimentando estos fenómenos por varios meses más”, dice Cabello.

Señala que hasta ahora los hechos más relevantes de esta “primavera de Niño” son el tornado del 7 de septiembre en San Pedro, la granizada del 18 de septiembre en Posadas, el mesociclón en Oberá y en Aurora días después, con voladuras de techos.

En octubre se produjoo una crecida inusual de los ríos Paraná e Iguazú, superándose los niveles de alerta y de evacuación en varios puertos de Misiones y de Corrientes. El día 24 de octubre alrededor de las 8, un tornado afecta Posadas con vientos registrados de 100 km por hora, ocasionó los daños de siempre en prácticamente toda la provincia.

Ese día caen en Iguazú 113 mm en pocas horas. El total de agua caída en Iguazú en octubre es de 528 mm triplicando al valor normal. El día 4 de noviembre se produjo un mesociclón en Jardín América y al día siguiente un fenómeno similar golpea Posadas. El día 7 de noviembre caen en San Vicente 195 mm y ayer caen otros 110mm en esa localidad.

Y ayer también estos cuatro tornados que visualizamos en Posadas, se suma a esta lista “pronosticada” de fenómenos, advierte Cabello, “que si usted lee todos los artículos que vengo publicando desde agosto, se va a dar cuenta lo que le digo. Lo llamativo y preocupante es la pasividad y desinterés por abordar estos temas por parte de nuestras autoridades, algún día tendrán que hacerlo. La naturaleza no espera, sólo tenemos que prevenirla, mientras tanto la gente sufre”, agrega.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE