Para Luis Pastori falta previsión en mejoras del salario del empleado público

El diputado provincial electo de la UCR, Luis Pastori evaluó ue en la discusión del Presupuesto para el ejercicio 2010 de la Administración Pública Provincial, actualmente en curso en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, “se evidencia la falta de previsión de mejoras salariales para los servidores públicos”. Una vez más, ello dependerá de la “buena voluntad” de los gobernantes que por “imperio de los poderes delegados por los legisladores, decidirán a su exclusivo criterio cuando y cuanto se mejorarán los magros haberes que perciben los agentes del Estado misionero, que los ubica en un para nada envidiable segundo lugar entre los peores pagos considerando las 24 jurisdicciones provinciales”, sostuvo Pastori.

Explicó que tomando los últimos datos disponibles del Ministerio de Economía de la Nación, “el gasto medio salarial del agente público misionero, incluyendo cargas sociales, es de $ 1.839,80 superando solamente a Santiago del Estero cuyo monto es de $ 1.644,60.
Por encima quedan todas las demás provincias, como por ejemplo Corrientes con $ 1.917,80; Chaco: $ 2.918,90; Santa Fe: $ 2.901,90, etc, todas muy por encima del gasto medio salarial misionero”.

Esta situación “no es producto, como podría pensarse, de una desmedida población de empleados estatales, ya que Misiones cuenta con un promedio de 42 empleados públicos cada 1.000 habitantes que la ubica en la media del país y por debajo de muchas provincias que la superan con amplitud”, agregó el contador.

Para Pastori “queda claro entonces que el problema es una cuestión de cómo se prioriza el gasto público, y donde el factor humano no es tenido en cuenta en su debida forma”.

Según agregó, empleado público de Misiones “sufre el mayor descuento jubilatorio del país: 19% en vez del 11% que rige en las demás jurisdicciones; antigüedades congeladas; asignaciones familiares absolutamente desactualizados (por ejemplo, la asignación por Hijo se paga $ 30 cuando en la Nación es de $ 135); un régimen previsional que condena a la pobreza por influencia de los conceptos “en negro” de los que están plagados los recibos de haberes, entre otros”.

El legislador provincial electo dijo además que los jubilados y pensionados no la pasan mejor. A la ya crónica ”emergencia previsional” que le pone un injusto techo a las pasividades, deben soportar el incumplimiento de la ley de la movilidad jubilatoria en el caso de los docentes, la falta de actualización de los retirados de la Policía Provincial, todo lo cual revela un absoluto desprecio por quienes han volcado toda una vida al servicio de los demás, y cuya dignidad no es recompensada ni reconocida”.

Pastori consideró que el gobierno provincial debe “dar un trato digno, adecuado y respetuoso a los empleados públicos no como una prebenda o una concesión graciosa sino como obligación que hace a la gestión de un gobierno que hace mucho no valoriza el capital humano ni lo reconoce como esencial para la prestación y buen funcionamiento de los servicios públicos”.




Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE