Llegó con dolor de cabeza pero tenía un balazo

Un joven ingresó al hospital Madariaga de Posadas con un fuerte dolor de cabeza, pero al ser examinado por un médico se constató que tenía una bala incrustrada en el cuello. Se trata Pablo Vargas, de 21 años, quien tiene antecedentes delictivos, quien llegó al hospital ayer alrededor de las 17 manifestando que presentaba un fuerte dolor de cabeza.

Los médicos le realizaron una radiografia en la que se pudo observar una bala en la zona cervical, la cual habría ingresado pro la oreja derecha.

Frente a los efectivos policiales el jovne sólo manifestó que recibió el balazo en cercanías de Uruguay y Cabred el pasado sábado, sin dar mayores detelles del hecho.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE