Crucero perdió el invicto en Santa Fe pero sigue en la punta

Cayó 2 a 1 ante Libertad de Sunchales en un partido por la cuarta fecha del Torneo Argentino A. A pesar de la derrota ante Libertad, el equipo de Pedro Dechat continúa liderando las posiciones del grupo con 9 unidades. En la próxima fecha enfrenta a Juventud de Pergamino en el partido Interzonal que se disputará el sábado.

Crucero perdió en Sunchales ante Libertad por 2-1 y se quedó sin invicto en el torneo. Resignó el invicto, no jugó bien y la derrota fue inexorable. Es cierto que al final con mucha entrega estuvo merodeando el empate, pero ni el penal de Dardo Romero quiso entrar. Raro, Dardo no suele fallar, su disparo fue bien colocado y con mucha potencia, pero el arquero Abadie estuvo estupendo para enviarla al córner. La reacción del segundo tiempo motivó a todos, pero no fue el mejor partido de la defensa y Libertad, con oportunismo, se llevó un gran triunfo en su cancha con el plus que significa batir al puntero.

El primer tiempo fue de lo peor que se lo vio a Crucero en los últimos tiempos, quizás habrá que remontarse al partido contra La Florida en el Argentino B, para explicar el bajo rendimiento del equipo. La diferencia estuvo en la presión que ejerció Libertad sobre los volantes de Crucero provocando una inesperada imprecisión de un equipo que tiene buen pie. El caso más notorio fue el Dardo Romero, quien no tuvo una buena tarde en la marca y encima tuvo la desgracia de fallar un penal. “Dardo es nuestro mejor pateador y no porque haya fallado esta tarde no va a patear más. Siempre seguirá pateando él”, ya lanzó Dechat después del partido.

La movilidad de Antonelli y Jamud complicaron a un Crucero que le costaba salir del fondo y así llegó la apertura del marcador cuando nadie la pudo despejar tras un centro y Antonelli, empujando a todos los defensores que tenía cerca, remató cruzado dentro del área y por primera vez en el campeonato Gaona la tuvo que buscar al fondo de la red.

Con la diferencia en contra. Crucero tuvo la intención de adelantarse en la cancha y Derlis Soto siempre bajó varios metros para contactarse permanentemente con el balón, pero sólo encontró en Mosevich por derecha, la opción para descargar. Brítez tuvo algunas posibilidades por el mismo carril, pero no pudo terminar bien ningún avance y Alejandro Duré, fue bien tomando por los centrales.

Ni el despliegue de Marczuk corriendo por toda la cancha alcanzó para controlar a los medios de Libertad, sobre todo cuando Torres encaraba por derecha o Quiroga se movía a las espaldas de Gamarra. Y encima cuando Crucero producía alguna combinación en ataque, siempre el juez de línea señalaba posición adelantada, incluso en un cabezazo al ángulo de Tomasini, tras un centro desde la derecha en uno de los tantos fallos polémicos de la tarde.

Derlis agarró la batuta

Como se esperaba, en la segunda parte Crucero salió con otra actitud y Dechat ordenó insistir por las bandas, donde El Colectivero podía sacar diferencias y así se gestó la gran jugada del empate, cuando Recalde se asoció con Dardo, Derlis se mostró como receptor, amagó un pase, encaró hacia el área y sacó un remate bajo contra un palo para marcar el 1-1.

La igualdad agrandó a Crucero y desesperó a Libertad que salió a buscar la diferencia con mucho desorden, dejando espacios para la contra de los misioneros, pero la ventaja duró poco porque en un centro desde la izquierda, Jamud anticipó a Dardo Romero y a los 13 minutos del período final, metió el cabezazo de la victoria. Fue un golpe letal, porque Crucero empezaba a acomodarse mejor en la cancha y creaba situaciones.

Dechat no se entregó, saltó Del Bono a la cancha por Recalde y Derlis Soto se puso el traje de conductor. Con más contacto con la pelota, el paraguayo siempre eligió el mejor pase y aparecieron opciones siempre a través de las trepadas de Marczuk y un muy activo Mosevich. Libertad en cambio, retrocedía y se paraba cerca de su arquero e incluso resignaba a su goleador Antonelli, para reforzar la marca en el medio. El DT de los misioneros contestó con el ingreso de Cabrera por un cansado Brítez (venía de una lesión) e incluso mandó al debutante Yegros Tejada quien con mucho ímpetu saltó al campo y generó la jugada del penal. Recibió un pase largo y en el mano a mano llegó primer el arquero llevándolo puesto al delantero de Crucero. El árbitro Montero, de muy floja actuación, decretó penal y no expulsó al arquero, a quien sólo le mostró la amarilla. De la pena máxima se encargó Dardo, pero esta vez falló.

Los diez minutos finales fueron todo de Crucero, moviendo la pelota por los costados y tirándole centros de Del Bono y Yegros, pero fue imposible entrar. Y ya cuando moría el partido, el juez expulsó al arquero Abadie por demorar cuando Libertad ya había realizado los tres cambios. El volante Rodríguez fue al arco pero ni el remate final de Juan Matto sirvió para el empate.

La garra del final esta vez no alcanzó para suplir las imprecisiones del primer tiempo y los errores defensivos. Anímicamente el equipo siempre lo fue a buscar y hasta el final la esperanza del empate estaba latente. Pero algún día iba a pasar, Crucero resignó el invicto en el Argentino A pero no la punta. Manda en la zona 2 y ahora se prepara para otra presentación como visitante, el sábado en Pergamino, un rival de mucho respeto pero Crucero tiene que insistir con su libreto porque sólo fue una mala tarde, típico de este deporte tan apasionante y dinámico.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE