Por cuarta vez en este año aumentaron los precios de combustibles en Misiones

Las estaciones de YPF Repsol fueron las primeras en remarcar los valores. La Fangio pasó de 3,73 pesos a 3,79; la normal de 2,69 a 2,93 y el gasoil de 2,63 a 2,73. Persiste una diferencia de 22% respecto a valores de Buenos Aires.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]Propietarios de estaciones de servicios estiman que elconsumo cayó 30% respecto al año pasado.[/su_note]Por cuarta vez en el año los precios de los combustibles aumentaron en Misiones. Los surtidores de la red de YPF de la provincia mostraron desde ayer los nuevos valores: la Fangio pasó de 3,73 pesos a 3,79, la normal de 2,69 a 2,93 pesos y el gasoil de 2,63 a 2,73,mientras que la nafta súper se mantiene en 3,41 pesos. Las estaciones que exhiben los colores de las demás petroleras seguirán los pasos de la hispano argentina en los próximos días. En Buenos Aires el litro de gasoil es 50 centavos más barato y el de nafta súper, 40 centavos.

La diferencia promedio entre lo que cobra YPF en Misiones y en Ciudad de Buenos Aires es de 22 por ciento en beneficio de los bolsillos capitalinos, diferencia que es solo atribuible a políticas internas de la petrolera, ya que es ella la que define los precios en todos los surtidores de su red.

El otro factor que permite la fuerte inequidad en los precios de un insumo tan importante como es el combustible, tiene que ver con los controles que lleva adelante la Secretaría de Comercio Interior de la Nación. Ocurre que el organismo que conduce el polémico Guillermo Moreno, demuestra mucho más celo en mantener a raya los precios en Buenos Aires y le interesa mucho menos lo que ocurra en el Nea.

La misma disparidad se replica en las bocas de expendio que llevan los colores de las demás petroleras, ya que la red de YPF es la de mayor participación en el mercado, lo que la convierte en formadora de precios en todo el país.

Las razones

En declaraciones a medios nacionales, los directivos de la petrolera justificaron las modificaciones en los incrementos que había registrado el petróleo crudo y en la progresiva devaluación del peso y también por la necesidad de acotar la distancia con las otras petroleras y frenar el traspaso de los consumidores que ya no pueden ser atendidos con la actual capacidad de refinación de YPF.

Por su parte, los propietarios de estaciones de servicio locales mostraron su preocupación debido a que los constantes incrementos complican las ventas. Aseguraron que el consumo cayó cerca de 30 por ciento en los últimos meses y las subas solo agravan la situación.

Problemas con los cupos

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios de Misiones, Gerónimo Sanabria aseguró que hay escasez de combustibles en la provincia y que disminuyó la venta con relación al año pasado.

Sanabria contó en Radio Libertad 92.5 que “es cierto que hay escasez de gasoil, es una política arbitraria de las petroleras, manejadas a libre antojo de ellos, no se cuales serán sus prioridades porque desconozco”.

Con respecto a la venta de combustibles, Sanabria dijo que “creo que ha bajado notablemente, en relación a otras épocas pero tenemos todavía una alta demanda de la gente de Paraguay o Brasil, la conveniencia sigue de este lado, ha disminuido la venta en relación al año pasado pero la demanda se mantiene” afirmó.

Ante la posibilidad de nuevas modificaciones en los precios, Sanabria, estimó que seguirán aumentando en lo que quede del año. “La tendencia siempre va a ser de aumento progresivo. El consumidor se queja pero al rato se acostumbra hasta tanto no haya una legislación que diga los parámetros que se tengan en cuenta en este sector, no solo de precios sino también de ganancias para las estaciones de servicio” aseveró.

En esa línea, consideró que debe haber una unanimidad de precios en toda la Argentina. “No debe haber discriminación en ningún lado del país, Misiones tiene que tener el mismo beneficio que pueda tener La Pampa o Buenos Aires”, concluyó Sanabria.

Tomando en cuenta que Misiones consume unos 290 millones de litros de gasoil por año y que la diferencia de precios respecto a Buenos Aires es de 50 centavos por litro, se puede concluir que la provincia pierde 145 millones de pesos por año por los sobreprecios en gasoil.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE