Tres oferentes se postulan para los estudios de la represa Garabí

Los oferentes son un consorcio integrado por las compañías argentinas Esin Consultora y Proa y la brasileña Engenharia, otro llamado Consorcio Internacional de Empresas del Río Uruguay y un tercero denominado Alto Uruguay, binacional. Tres oferentes se presentaron ayer en la licitación para realizar los estudios previos a la construcción de la central hidroeléctrica Garabí, un proyecto que Argentina y Brasil planean poner en marcha sobre el río Uruguay, en la frontera común.

Las propuestas recibidas incluyen la realización de los “estudios de inventario del tramo compartido entre Argentina y Brasil del río Uruguay”, explicó el ministro de Planificación, Julio de Vido.

“La evaluación de esta presentación estará lista el 19 de diciembre para entregarla a los presidentes” de Argentina, Cristina Fernández, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quienes dieron la orden de “acelerar los tiempos de esta realización”, aseguró el ministro. La ceremonia fue presidida por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quien comprometió “el respaldo de la Nación para avanzar con estas obras que implican un fuerte aliciente para el desarrollo industrial de las economías regionales”.

Los oferentes son un consorcio integrado por las compañías argentinas Esin Consultora y Proa y la brasileña Engenharia, otro llamado Consorcio Internacional de Empresas del Río Uruguay y un tercero denominado Alto Uruguay e integrado por firmas de los dos países involucrados en el proyecto.

La licitación tiene por objeto contratar a la consultora que durante 18 meses evaluará el río Uruguay en la zona donde se prevé el emplazamiento de la presa. Fernández y Lula ratificaron en febrero último su decisión de construir Garabí a pesar de las advertencias de especialistas sobre los impactos sociales, económicos y ambientales que tendrá la hidroeléctrica.

El proyecto, concebido hace 35 años, fue desarchivado en 2007 ante la crisis energética que sufrió Argentina y las advertencias de que Brasil puede sufrir un nuevo “apagón”.

Originalmente, la iniciativa preveía la construcción de una planta, pero luego se resolvió que sean dos, a las que se denominará Garabí y Santa María.

La primera tendrá capacidad para generar 1.800 megavatios y una cota de 74 metros, en tanto que Santa María, con una cota de 94 metros 800 megavatios de potencia instalada, estará ubicada a unos 50 kilómetros de Garabí.

Fuentes oficiales explicaron que la licitación tiene por objeto contratar a una consultora que durante 18 meses evaluará el río Uruguay en la zona donde se prevé el emplazamiento de las presas.

El comienzo de las obras en la zona de los Saltos de Garabí, entre la provincia argentina de Corrientes y el estado brasileño de Río Grande do Sul, está programado para el segundo trimestre de 2011 y el complejo hidroeléctrico debería estar en funcionamiento para finales de 2015.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE