Moratoria alcanzará a todo tipo de empresas y a particulares, y abarcará todos los impuestos

El jefe de Gabinete, Sergio Massa aseguró que será “la más importante de la historia”. Precisó que regirá tanto para grandes empresas como para Pymes y también particulares. Así, se podrán pagar a 10 años de plazo deudas impositivas originadas en cualquier tipo de impuesto y carga social, aún si hay demanda judicial. Las medidas están incluidas en un proyecto de ley que el Gobierno enviará al Congreso. En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, y flanqueado por varios ministros, Massa brindó detalles del paquete anticipado el martes por la presidenta Cristina Kirchner. El jefe de Gabinete aseguró que, en todos los casos, se apunta a “mantener el círculo virtuoso de una economía en crecimiento”. Al respecto, pronosticó para 2009 que la actividad económica registrará una nueva suba del 4%.

Las medidas contempladas en el proyecto de ley son las siguientes:

Se propone una moratoria impositiva de amplísimo alcance, ya que podrán acogerse a ella empresas de todos los tamaños y personas a título individual, que podrán cancelar en un plazo de 10 años sus pasivos con la AFIP y el Sistema de Seguridad Social cualquiera haya sido el origen de esa deuda (IVA, Ganancias, Bienes Personales, aportes previsionales, etc.). Para acceder a la moratoria, empresas y personas deberán efectuar un pago al Fisco como anticipo, y luego deberán cancelar el saldo en 120 cuotas mensuales.

Otra de las iniciativas del Ejecutivo, el blanqueo laboral, ofrecerá beneficios a las pequeñas y medianas empresas que decidan registrar hasta 10 trabajadores contratados de manera irregular. En este caso, esa firma gozará de una eximición del 50% de las cargas patronales por dichos trabajadores durante el primer año de blanqueo. En el segundo año, el descuento estatal se reducirá al 25%. Estas facilidades regirán, según anticipó Massa, también para el caso de generación de nuevos empleos.

Un beneficio adicional para convertir en atractiva esta medida es que el Estado reconocerá a los trabajadores que hayan sido incorporados al sistema formal 5 años o 60 meses de aportes jubilatorios, aunque no haya recibido nunca los aportes correspondientes.

Finalmente, en relación al operativo para repatriar capitales o blanquear el dinero que muchos argentinos guardan “en el colchón”, el jefe de Gabinete confirmó que quienes decidan regularizar su situación podrán acceder a un menú de opciones:

Quienes tengan dinero no declarado y quieran hacerlo, pero manteniéndolo en una cuenta bancaria en el exterior, podrán blanquear dicha cuenta y se les aplicará un pago a la AFIP de un 8% de la suma en cuestión. De esta posibilidad quedan excluidos taxativamente quienes sean o hayan sido funcionarios públicos.

Quienes, en cambio, deseen repatriar ese dinero y destinarlo a planes productivos, a la compra de inmuebles o al desarrollo de planes inmobiliarios, podrá hacerlo previo pago de un impuesto del 1%.

· Como tercera opción, y con un pago del 3%, figura la posibilidad de blanquear ese dinero y transformarlo en títulos de deuda argentina.

Massa explicó que para incentivar el blanqueo el proyecto determina la creación de un nuevo tributo, y aclaró que lo recaudado por el mismo se coparticipará con las provincias. (clarin.com)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE