Crucero piensa en delanteros de jerarquía para reforzarse

Esta semana quedarían acordados los dos primeros refuerzos. los otros se harían con el correr de los días. Todos tuvieron su paso por la primera “a”.

En su cabeza hay un gol. Dechat le manifestó a la dirigencia su deseo de refuerzos.

En su cabeza hay un gol. Dechat le manifestó a la dirigencia su deseo de refuerzos.

Para reforzar el equipo en la segunda ronda, Dechat acordó con la dirigencia los puestos a cubrir y pidió cuatro delanteros. En la lista figuran nombres de jerarquía y dos se concretarán esta semana. Del actual plantel algunos atacantes serían dados de baja.

Con tres partidos por delante antes de fin de año y, aún cuando para el receso falte un mes, la dirigencia de Crucero del Norte ya encaró serias negociaciones para cubrir las cuatro plazas disponibles para reforzar el equipo de cara a la temporada 2009. Si bien todavía no se oficializaron los nombres, Pedro Dechat pidió cuatro delanteros de jerarquía para la categoría y dos ya están prácticamente abrochados.

De acuerdo a la reglamentación del torneo, cuando se corte la temporada a fin de año, para la continuidad desde enero, los equipos podrán incorporar cuatro jugadores nuevos, sin alterar la cantidad que permite la lista de buena fe de 35 futbolistas. Y, rápidamente, Crucero salió al mercado y esta semana podrían quedar cerrados los dos primeros refuerzos.

Decisión en conjunto

La decisión tomada por la dirigencia, en sintonía con el cuerpo técnico, se basa en el presente del equipo, que no pesa en ofensiva y allí el entrenador necesita un golpe de efecto urgente. Y los números vienen muy bien para apuntalar la idea. Aun con dos partidos consecutivos con el marcador en cero, más dos empates por idéntico marcador en otras tantas presentaciones (ante Patria en Formosa y con La Florida en Tucumán), Crucero manda en la tabla general gracias a la buena performance en las otras líneas. Porque Julio Gaona sigue siendo el arquero con la valla menos vencida de la competencia (ocho partidos sin recibir goles) y la línea de cuatro, aún con algunas modificaciones, se muestra sólida en todos los escenarios.

En la mitad de la cancha es la zona donde mayores variantes tiene el equipo y basta con repasar los que habitualmente rotan en los diferentes puestos como Carlos Marczuk, Héctor Franco (cada vez más asentado en el equipo), Germán Gamarra, José Bernal, Franco Cabrera, Wálter Cúder, Pedro Brítez, entre los que más jugaron, e incluso marcando goles. Por lo tanto, el problema se instaló en la pobre producción de los delanteros.

De nueve partidos jugados, Crucero marcó solo ocho goles, obra de Martín Escobar Fretes (se recupera de una luxación de cadera), tres de Cristian Gutiérrez, uno de Cúder, uno de Bernal, uno de Brítez y el restante de Mosevich. Poco para atacantes del nivel de David Bareiro y Ariel Suligoy, hombres que en temporadas anteriores figuraban en los primeros lugares de la tabla de goleadores. El fomoseño Ávalos todavía no registra gritos oficiales, lo mismo que Darío Olivera, quien sólo pudo jugar 45 minutos en el campeonato por reiteradas molestias.

El objetivo de Crucero es llegar robustecido para la instancia final, donde espera confirmar la chapa de candidato y para ello tendrá que recuperar la personalidad jugando en casa, donde siempre impuso respeto en certámenes pasados a fuerza de su gran poderío ofensivo. Indudablemente, que si llegarán cuatro delanteros nuevos, seguramente de los que actualmente integran la grilla de atacantes, algunos serán dado de baja.

Dechat ya probó con todos, en mayor o menor medida jugaron todos y más allá de que alguno empezó en desventaja por lesión (Suligoy está volviendo tras una pronunciada inactividad), las obligaciones del Colectivero conducen a encontrar urgentes reemplazos. Y esta semana, ya se concretarán los primeros dos nuevos atacantes de real jerarquía, con la particularidad de que jugaron en Primera A, pero que ya conocen lo que significa romper redes en el exigente torneo Argentino B.

Brwn se refuerza a lo grande

De cara al inicio del Torneo del Interior que arrancará en el mes de enero. El club Jorge Gibson Brown apostará todas sus fichas, para ello traerá a nombres de jerarquía.

En las últimas horas la dirigencia del equipo de Villa Urquiza, inició contactos con el goleador Nazareno Godoy (ex jugador de Guaraní y Chaco For Ever en el Torneo Arentino “B”, también se habla de la posible llegada de Fabián el “Pitu” Balmaceda y Mario Balenzuela, ambos en For Ever que por problemas económicos dejará de contar con estos hombres.

A ellos se les suma el interés por jugadores del ámbito local. En este sentido, se comunicaron con dirigentes de La Picada para contar con el arquero Javier Molina y el defensor Jorge Vallejos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE