Cayó en 22 millones de kilos el stock de yerba mate canchada

Al fin de la cosecha de este año, hay 8,8% menos canchada en los puntos de acopio que en igual fecha del año pasado. Factores climáticos fueron los principales responsables de la reducción en el volumen de hoja verde cosechado.

El stock de yerba canchada en los establecimientos de Misiones y el Norte de Corrientes, cayó unos 22 millones de kilos durante la última zafra respecto a la anterior, según datos anticipados por directores del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) que formarán parte del informe de cierre de campaña que prepara la entidad.

La cantidad de canchada acumulada por los molinos, secaderos y cooperativas de la zona productora, hasta septiembre de este año, era de aproximadamente 228 millones de kilos, 22 millones menos que los 250 procesados en 2007.

Teniendo en cuenta el precio oficial de dos pesos por kilo, la retracción en la disponibilidad de canchada representa una disminución de 44 millones de pesos en los activos de los secaderos y molinos acopiadores. Se trata de dinero que dejará de incorporarse a las empresas y no podrá ser trasladado a productores y tareferos.

Según las proyecciones realizadas por el organismo, la cifra no volvería a incrementarse significativamente hasta el comienzo de la próxima zafra gruesa, a partir de mayo de 2009. Durante octubre y noviembre, la cosecha y el secando de hoja verde está prohibida, y en diciembre, cuando se retoma la actividad, el volumen elaborado es poco relevante.

“En las estimaciones que realizamos habría una acumulación o existencia de canchada de entre 20 y 22 millones de kilos menos en los establecimientos. Creemos que esta cifra no se va a modificar sustancialmente en lo que queda del año, debido a que en relevamientos que se realizaron, casi no quedan yerbales para cosechar”, explicó el director en el Inym por el sector de Cooperativas, Raúl Karaben.

Poca materia prima

La merma observada este año respondería a una caída en la producción de hoja verde, consecuencia de los factores climáticos que afectaron a varias de las zonas productoras.

Este dato se refleja en el ingreso de materia prima a secaderos hasta septiembre de este año, que fue de 652.214.867 de kilos, en tanto que en igual período del año pasado había alcanzado los 670.426.900.

“Otro dato que registramos es que hay una mayor concentración de yerba en los molinos grandes, que acaparan prácticamente toda la actividad. En tanto, los pequeños establecimientos tienen muy poca incidencia”, explicó Karaben.

Demanda en alza

Con alzas tanto en las exportaciones cuanto en las ventas al mercado interno, el consumo de yerba mantiene una tendencia inversa a la observada en los datos referidos a la producción.

El mercado externo es el que registra mayor tasa de crecimiento, aunque la mayor parte del consumo todavía se verifica dentro del país.

En los primeros nueve meses del año se registraron exportaciones por 30.384 toneladas y 26.838.000 dólares, lo que representó un incremento del 14 por ciento en volumen y 24 por ciento en divisas respecto a los envíos del mismo período de 2007.

La demanda interna, en tanto, registró un incremento de 2 por ciento en la comparación interanual correspondiente a julio.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE