Yerbateros calificaron como descabellado al proyecto de Schuster

Consideraron que abriría asimetrías insalvables respecto a Corrientes. Invitaron al diputado a recorrer las chacras. El proyecto para instrumentar un sistema de estampillado que regule las operaciones de compraventa de hoja verde y canchada, que fuera presentado por el diputado Orlando Schuster, fue duramente criticado por representantes de los sectores de la industria y las cooperativas relacionados a la actividad yerbatera.

La iniciativa obligaría a los industriales a pagar por adelantado por la hoja verde, situación que -según coincidieron Raúl Karaben y Roberto Montechiesi, directores del Inym por las cooperativas y la industria respectivamente- podría en situación favorable a las grandes empresas con capacidad de financiamiento, frente a los molinos más pequeños y otorgaría una “ventaja abismal” a las compañías integradas, es decir aquellas que tienen capacidad de producción de hoja verde, de secado y de molienda.

“Con todo respeto, le pregunto a Schuster si cuando él hacía soda pagaba por el agua antes de meterla en el sifón”, cuestionó Montechiesi.

Por su parte, Karaben no dudó en calificar a la iniciativa como “descabellada” y en pronosticar que, de aprobarse, entregaría en bandeja el liderazgo yerbatero a Corrientes, donde las empresas no deberían operar con el sistema propuesto por Schuster.

El cooperativista opinó que si el Estado quiere intervenir en el sector a efectos de garantizar el cumplimiento de los precios, debería optar por “aplicar el garrote (N. de la R.: aplicar duras sanciones a los incumplidores) o convertirse en agente financiero, concentrando la compra de materia prima”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE