La estudiante de genética insiste en acusar al joven paraguayo de violación

Natalia Soledad Ovonosky, la joven estudiante cordobesa que estudia genética en la facultad de Ciencias Exactas aseguró hoy, en declaraciones en una radio que fue “violada” por el joven paraguayo, con quien fue a un hotel “bajo engaños”, después de haberlo conocido en un boliche adónde fue con una amiga la madrugada del domingo 28 de septiembre pasado. La joven agregó que “yo cuando salí de Power, estuve buscando a mi amiga Carolina Díaz, porque ella tenía las llaves de mi departamento. El me dice que sabía donde estaba ella, que estaba con su amigo Carlos en el hotel donde se alojaban. Ahí es donde yo salgo con él del boliche y vamos al hotel. Al llegar a la habitación, me doy cuenta que Carolina no está. Me pongo nerviosa, en ningún momento, dentro del boliche él tuvo una reacción violenta conmigo, se portó como un caballero, bailamos, nos reímos, y nunca me dio desconfianza y más si me lo había presentado Carolina”, dijo en FM Show de Posadas.

La estudiante añadió que “al entrar en la habitación ví las camas tendidas y los bolsos armados, le pregunté donde estaba Carolina, y él me señalaba que estaba más adentro e ingresé y ví que no estaba Carolina, ahí yo me desespero, salgo por la puerta, el me busca y trata de calmarme, le pregunté por qué no estaba Carolina y él me dice que entre y va a tratar de buscarla y que no me preocupara. Entonces vuelvo a entrar y ahí es donde pasa todo lo sucedido”.

-¿Fuiste violada o hubo intento de violación?

“Yo quiero destacar que en ningún momento supe quién era, si tenía o no plata. Lo único que sabía que era paraguayo y que le decían “Juanco”.

Al ser insistida en la pregunta la joven aseguró que “sí me violó. Cuando yo salí del hotel, lo único que quería era llegar a mi casa, yo no tenía llaves, ni billetera ni celular, ni nada, lo único que quería era llegar a mi casa como fuese”.

La chica dijo que “jamás imaginé que me iba a pasar una cosa de esto”, pero admitió que lo “que más me dolió es que salí con Carolina y ella en ningún momento estuvo conmigo en la denuncia, ni siquiera en los exámenes ginecológicos que por primera vez me hacían”, agregó con voz a punto de llorar, y dijo que a su amiga “lo único que le preocupaba era que no la metiera en líos y no diera su nombre, nada más”.

Luego recordó los momentos previos en el boliche. Dijo que su amiga y el joven paraguayo “cuchicheaban y me ponían incómoda, yo le pedía a Carolina irnos, al muchacho lo conocí allí, yo estaba de paleta además, y entre ese cuchicheo él se me acerca y me dice, es mi cumpleaños y quiero dos besos tuyos y le digo no te doy, él insiste y Carolina me dice dale los dos besos, atrás estaban sus amigos y me miraban, era una situación tan presionante para mí y tan incómoda, y lo único que pensaba era salir de eso, y le doy los dos besos sin intención de volver a verlo después”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE